NARRADORES DE PERíš Y ZACATECAS CUENTAN CUENTOS A LOS ABUELOS DE LA CASA HOGAR

Zacatecas, Zac.- Los narradores Luis Ramí­rez y Miguel Campana de Perú y Andrés Vázquez de Zacatecas, se presentaron en la Casa Hogar de la Tercera Edad con cuentos de la tradición oral oriental y de la mitologí­a Aguaruna, dentro del VII Festival Internacional de Narración Oral.

“La palabra lo nutre a uno, nutre al espectador aunque los abuelitos no gritaban, saltaban ni aplaudí­an, se veí­a en su mirada cómo estaban contentos y cómo querí­an las historias y eso me ha dejado altamente satisfecho, como pocas ocasiones”.

De esta manera se dirigió el zacatecano Andrés Vázquez luego de su intervención en la Casa Hogar de la Tercera Edad, luego de haber contado a los abuelos dos cuentos de la tradición antigua oriental.

Su actuación se alternó con la de los peruanos Luis Ramí­rez y Miguel Campana, quienes para esta ocasión presentaron tres historias, una de la tierra de la sierra de Sicuani, del Cusco;  una de la selva, que es una leyenda muy antigua y una muestra del zapateo afro-peruano que se da en la costa de este paí­s.

La participación de Miguel  fue sobre un pequeño cuento de la Sierra de Sicuani; una leyenda urbana que los Apus, que son  los cerros y montañas sagradas.

Aquí­, un espí­ritu cuida y resguarda la salud de todos sus pobladores y en especial de una mujer a quien  llaman la Caetana; ella es una mujer muy vieja de vestidos raí­dos, boca verde y de mal aspecto pero muy querida por todo el pueblo.

Tras su muerte se junta todo el pueblo para venerarla y el Apu se hace presente llevándose su espí­ritu y su cuerpo hasta la cima. Desde ese entonces se cuenta que la Caetana vigila y cuida su pueblo Sicuani desde las alturas.

La historia de Luis es un cuento de la selva de la mitologí­a Aguaruna del picaflor y la paloma, y cómo se trae el fuego sagrado y la semilla que viene a desarrollar la agricultura en el pueblo de la Aguaruna.

Mientras que, el zapateo afro-peruano, forma parte de un espectáculo que los narradores peruanos trajeron a Zacatecas especialmente para el Festival, que son los tambores que se va a presentar varias noches en el Teatro Calderón y en las calles de Zacatecas.

Top