INCINERA SEDENA MíS DE 6 MIL KILOS DE MARIHUANA EN SANTA MARíA DE LA PAZ

La Secretarí­a de la Defensa Nacional (SEDENA) incineró más de seis mil kilogramos de marihuana que se encontraban en un plantí­o camuflado con plantas de maí­z en Santa Marí­a de la Paz, cerca de los lí­mites con el estado de Jalisco.

Con las poco más de seis toneladas, se habrí­an fabricado un millón 200 mil dosis de cigarros, los que significarí­an en cuanto a recursos económicos, poco más de 40 millones de pesos para quienes trafican con esta planta, según informó Francisco Tapia, subjefe del Estado Mayor de la Onceava Zona Militar.

Mencionó que luego de un intenso trabajo de investigación, que se llevó alrededor de diez dí­as y en el que participaron miembros del Ejército Mexicano de Zacatecas, Nayarit y Jalisco, apoyados por Policí­as Estatales de Zacatecas y Jalisco, se localizó en plantí­o este sábado, por lo que los elementos castrenses se trasladaron este domingo hasta Ignacio Allende para proceder a su destrucción, así­ como también de dos secadores de marihuana, en donde estaban ya 20 costales de cola de borrego, como comúnmente se llama a las hojas secas de la planta, que pesaban 400 kilogramos.

En los secadores estaban almacenados también cerca de mil 500 kilos de hierba seca y lista para ser comercializada, por lo que al contabilizar la hierba seca y la que aun estaba cosechada; todo esto contabilizado dio un peso aproximado de seis toneladas.

El jefe militar destacó que en este año ésta es la primera ocasión en que localizan un plantí­o de tal magnitud y mixto, es decir, que estuviera camuflada con plantas de maí­z.

Cabe recalcar que el plantí­o de cannabis estaba distribuido de manera uniforme e incluso tení­a un sistema de riego especial a diferencia del maí­z, el cual no contaba con la cintilla de riego e incluso la mayorí­a de las plantas estaban llenas de alguna plaga.

Informaron que no hubo detenidos y que incluso a un no se conoce a qué grupo delictivo pertenece, además, localizaron ropa y algunos ví­veres, lo que indica que habí­a gente cuidando el lugar.

Un agente del Ministerio Público Federal dio fe de que se destruyó el enervante e inició las averiguaciones correspondientes al caso.

Top