PROCESO DE BASIFICACIӓN DE LOS ADMINISTRATIVOS, METICULOSO Y TRANSPARENTE: RECTOR DE LA UAZ

Zacatecas, Zac.- En la Universidad Autónoma de Zacatecas, “el proceso de basificación (del personal administrativo) se lleva a cabo de manera armoniosa, transparente y conforme al Contrato Colectivo, Ley Federal del Trabajo y normatividad universitaria”,  manifestó en conferencia de prensa el Rector Francisco Javier Domí­nguez Garay.

Ante los integrantes de la Comisión Bilateral UAZ-Sindicato de Trabajadores de la UAZ (STUAZ), reunidos en la Sala de Juntas de la Rectorí­a, Domí­nguez Garay habló de los “grandes esfuerzos que ha estado haciendo la Universidad en varios campos, como la consolidación académica, la pertinencia social y  la transparencia”. Al respecto de este  último, aclaró que, además  del uso de sus recursos, “que es una obligación establecida”, se trata de  la transparencia de todos sus procesos.

En este contexto,  el Rector aclaró que en  anteriores periodos las bases para los trabajadores se otorgaban “a través de un procedimiento de acuerdo entre el Rector   y el Secretario General del STUAZ, en turno”.   En estos momentos –añadió– se está efectuando  “de manera meticulosa y transparente”.

Con la voluntad y el compromiso del actual Comité  Ejecutivo del Sindicato –continuó– se lleva a cabo un proceso de basificación que busca tres objetivos:  respetar el derecho de los trabajadores,  respetar  a los derechos de la Institución  (en el sentido de  que las personas que obtengan su seguridad laboral  cumplan con la formación y el perfil requerido),  y  finalmente que, través de mecanismos abiertos y públicos,  las partes ( Sindicato y sus agremiados, además de la Institución) tengan elementos objetivos  “para vigilar que el proceso se lleve a cabo como debe ser”.

Con  base en los planteamientos anteriores, el Rector Francisco Javier Domí­nguez Garay dio lectura  a un documento que fija la postura institucional  en torno al proceso de basificación, en que se señala: el  apego estricto a la convocatoria aparecida el pasado 19 de agosto; la existencia de una comisión institucional y una sindical, para cuidar el cumplimiento puntual de los lineamientos de la misma, y la revisión bilateral del procedimiento, en todas sus etapas y de modo permanente.

En el texto se afirma que los participantes en el procedimiento “han acreditado documentalmente su derecho”, contando con los respectivos expedientes. “El proceso de basificación  –según el documento– se lleva a cabo de manera armoniosa, transparente y conforme al Contrato Colectivo, Ley Federal del Trabajo y normatividad universitaria”.

Al precisar cada una de las etapas de dicho proceso, el Rector mencionó:  Reunión la comisión bilateral de basificación para verificar información de periodos laborales de cada uno de los participantes (23 de septiembre de 2011), e instalación  de la mesa de trabajo de la Comisión Bilateral de Basificación,  para revisar cada uno de los expedientes (documentación presentada), fecha de antigí¼edad y periodos laborares, (3, 4 y 5 de octubre de 2011).

Otra etapa fue la  publicación en la página oficial de la UAZ del listado con los resultados de la primera etapa de revisión de cumplimiento de los requisitos,  de acuerdo con la convocatoria (17 de octubre de 2011), así­ como de la  relación de cursos de capacitación (28 de octubre de 2011). En la actualidad  se imparten los cursos de capacitación y evaluación para la  basificación.

Tras expresar su desacuerdo en torno al supuesto “tráfico de influencia o corrupción en el procedimiento de basificación”,  considerando el “esfuerzo por transparentarlo y alejarlo del influyentismo y de los compadrazgos”, el Rector hizo el siguiente señalamiento: “de acuerdo con la Normatividad Universitaria, la Ley Federal del Trabajo y al Contrato Colectivo de Trabajo UAZ-STUAZ, previa observación de procedimientos y requisitos establecidos en la normatividad de referencia, es facultad exclusiva del Rector la autorización de las plazas y la contratación del personal”.

Para concluir, expresó su convicción  de que los trabajadores que toman parte  en el proceso “han demostrado mediante la presentación de documento, plena y verazmente su derecho a ser considerados como dignos aspirantes a basificarse”.

Top