IMPULSA PARTIDO VERDE COORDINACIÓN ENTRE EL CONACYT Y EL IMPI

image (1)Uno de los indicadores que muestran con mayor crudeza el rezago de México en ciencia, tecnología e innovación es el bajo número de patentes solicitadas y concedidas a mexicanos.

Bajo esta premisa, el Senador Carlos Alberto Puente Salas presentó una iniciativa de reformas y adiciones a la Ley Orgánica del CONACYT y a la Ley de la Propiedad Industrial para fortalecer los mecanismos de divulgación científica y tecnológica, fomentar la aplicación del conocimiento en la solución de problemas concretos, así como estimular el desarrollo de nuevos bienes y servicios capaces de generar beneficios económicos a sus creadores y a la sociedad en general.

Durante la presentación de su propuesta resaltó que, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Propiedad Industrial, en México en el año 2010 apenas se solicitaron 14 mil patentes, mientras que en países como Estados Unidos el número de solicitudes llegó a más de 490 mil.

Peor aún, del total de solicitudes de patentes realizadas en nuestro país, el 90 por ciento correspondieron a extranjeros y el restante a inventores mexicanos, señaló.

Para el legislador por Zacatecas, este bajo nivel de producción de patentes nacionales tiene serias repercusiones pues constituye un obstáculo para mejorar el desempeño económico de México, sus regiones y comunidades, además de que limita la capacidad del Estado mexicano para combatir la pobreza, la desigualdad y la violencia.

En la iniciativa, apoyada por el Presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología, senador Alejandro Tello Cristerna, y por senadores de diversos grupos parlamentarios, se destaca que los problemas de México en materia de innovación y creación de patentes hunden sus raíces en aspectos como la falta de una estrategia integral de divulgación del conocimiento científico y tecnológico, además de la ausencia de mecanismos que apuntalen el trabajo de las instituciones que deben apoyar y estimular el registro de invenciones de científicos mexicanos.

A través de las reformas a la Ley Orgánica del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y a la Ley de la Propiedad Industrial contenidas en el documento, se propone que el CONACYT establezca anualmente una estrategia nacional de divulgación científica y tecnológica, que destaque la utilidad del conocimiento para la solución de problemas concretos. Dicha estrategia, se señala, deberá establecer metas específicas e indicadores que permitan evaluar su desempeño.

Destacó que se propone que el CONACYT y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) se coordinen para que las unidades de vinculación y transferencia de conocimiento existentes en instituciones de educación pública superior y Centros  de Investigación apoyen y estimulen la aplicación de avances científicos y tecnológicos, su aprovechamiento comercial, así como la formación de capacidades en propiedad intelectual.

Top