JUICIOS ORALES: POSIBILIDAD DE JUSTICIA PARA LAS MUJERES

Sala de Juicios Orales (3)_

En casos de feminicidio habría “más transparencia”, dice experta 

Por Anayeli García Martínez

México, DF.-Cimacnoticias).- El nuevo sistema de justicia penal acusatorio (juicios orales) no garantiza la seguridad de la ciudadanía ni el cese de los delitos –como homicidios de mujeres o violaciones sexuales–, pero abre la puerta para detectar qué funcionarios o qué parte del proceso está fallando.

Ana Aguilar García, directora de Proyectos del Instituto de Justicia Procesal Penal, dijo a Cimacnoticias que el sistema de justicia tiene un efecto limitado porque no va a solucionar todos los conflictos sociales, aunque sí podrá ayudar a identificar ciertos problemas y hacerles frente.

Al hablar de la reforma constitucional de 2008 al sistema de justicia penal, la consultora recordó que además del sistema judicial existen el sistema de prevención del delito, el de seguridad ciudadana a través de las policías, y el penitenciario o de cárceles.

“Es un entramado que va mucho más allá del sistema de justicia. Si entendemos que el sistema de justicia tiene un efecto limitado, entonces también tenemos que entender que el efecto sobre la sociedad también es limitante”, dijo.

Señaló que el sistema de justicia penal será efectivo cuando logre solucionar o cambiar la percepción de impunidad en la sociedad –es decir, que todos confíen en las autoridades y denuncien los delitos–, y cuando logre castigar a los responsables del delito y no a inocentes.

Afirmó que con este nuevo sistema se puede ir a las audiencias, ver que está pasando y ver quién está haciendo su trabajo. “En la medida en que nosotros podamos ver eso, que el sistema es más transparente, vamos a ver quién es el responsable de que no se resuelvan esos homicidios”, aclaró la experta.

“Ahora cuántos casos vemos donde se encierra a la persona inocente, la que no fue; no se libera toda esa actividad probatoria para que la persona indicada sea declarada responsable, entonces eso genera la percepción de impunidad, de que el sistema no está funcionando”.

Añadió que se deben difundir los beneficios del nuevo sistema de justicia. “La sociedad no está involucrada con el sistema de justicia en tanto no nos pasa algo. Tenemos que generar estrategias de difusión de información hacia la sociedad”.

En 2007, antes de que se aprobara y entrara en vigor la reforma constitucional en la materia, Chihuahua introdujo el nuevo modelo y desde entonces las organizaciones civiles han participado en este proceso para colocar la perspectiva de género.

Actualmente organizaciones civiles, como el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (Cedehm), han documentado el impacto de la transición de un sistema de justicia penal inquisitivo a un acusatorio en los derechos de las mujeres.

Por ejemplo, en 2010 el Cedehm reveló las fallas del sistema de justicia penal acusatorio en el caso del feminicidio de Rubí Marisol Frayre Escobedo, porque a pesar de que el asesino confeso ubicó el lugar exacto en que depositó a su víctima y pidió perdón en la audiencia de juicio oral, los jueces decidieron absolverlo.

La abogada explicó que las organizaciones deben ser observadoras sobre los impactos de este sistema que se implementará en todo el país, pero que por ahora sólo funciona en Chihuahua, Morelos, Oaxaca y Zacatecas.

 

Top