COMO DIPUTADA CONSTRUIRÉ HERRAMIENTAS PARA REORIENTAR LAS POLÍTICAS DE ERRADICACIÓN DE LA POBREZA DE LA MUJER: ARELLANO DÁVILA

GISSEL

GISSEL

Foto: Staff / mirador

En conferencia de prensa, Giselle Arellano Dávila candidata a la diputación del distrito III de la Coalición “Rescatemos Zacatecas”, hizo la invitación a cada uno de los ciudadanos, pero sobre todo a las mujeres de los municipios de Calera, General Enrique Estrada, Morelos, Pánuco y Vetagrande, para que reciban la propuesta en el marco de las campañas en el Estado  y así, afirmar que somos la mejor opción.

“Nuestra campaña está encaminada al triunfo y caminaremos en nuestros municipios, hablando con la gente de nuestra propuesta legislativa que se construirá sobre la base de la justicia para la mujer zacatecana”, sentenció Arellano Dávila.

En este sentido, la candidata informó que Zacatecas es un estado pobre, porque hay más de 800 mil personas que viven en pobreza y las más perjudicadas son las mujeres.

Así, agregó que el 70 por ciento de las personas que viven en pobreza extrema son mujeres.

La brecha que separa a los hombres de las mujeres, atrapados en el ciclo de la pobreza ha seguido ampliándose en el último decenio y las mujeres ganan como promedio un poco más del 50 por ciento de lo que ganan los hombres, dijo la panista.

Asimismo, mencionó que existen claras diferencias de éstas con respecto a los hombres en el acceso a servicios y derechos básicos, como la educación, la salud o la planificación familiar.  Y que las mujeres tienen mayor dificultad para acceder a los recursos o los puestos de toma de decisiones, además de que son más vulnerables ante la violencia sexual o recorte de libertades individuales, ratificó Giselle Arellano.

De igual forma, citó que las mujeres que viven en la pobreza a menudo se ven privadas del acceso a recursos de importancia crítica, como los préstamos, la tierra y la herencia y no se recompensa ni se reconoce su trabajo, además de que sus necesidades en materia de atención de la salud y nutrición no son prioritarias, carecen de acceso adecuado a la educación y a los servicios de apoyo, y su participación en la adopción de decisiones en el hogar y en la comunidad es mínimo.

De igual manera, dijo que la mujer carece de acceso a los recursos y los servicios para cambiar su situación.

“La pobreza que pesa sobre la mujer requiere la atención especial y la adopción de medidas por parte de la legislación estatal y federal, así como por parte de la comunidad internacional, los gobiernos y la sociedad civil”, manifestó Arellano Dávila.

Necesitamos una perspectiva de género en todas las políticas y los programas orientados a la erradicación de la pobreza.

Algunos aspectos de la pobreza están vinculados al género. Así, al ganar, trabajaré “para que la legislatura construya herramientas para reorientar las políticas de erradicación de la pobreza de manera que se aborden específicamente las necesidades de la mujer, especialmente en las zonas rurales”

También tenemos que introducir una definición más amplia de la pobreza, en la que no sólo se tomen en cuenta las necesidades básicas mínimas, sino que incluye también la negación de oportunidades y opciones.

En Zacatecas se ha convertido en un hecho cada vez más recurrente un aumento en el número de hogares encabezados por mujeres y por lo general se asume que los hogares encabezados por mujeres que no tienen acceso a recursos provenientes de hombres que trabajan son más pobres que los hogares encabezados por hombres. Además de ésto, muchas zacatecanas sufren de violencia de género.

Por ello mi trabajo como legisladora se verá reflejado en un avance de la calidad de vida de las mujeres de Zacatecas, al mismo tiempo que buscará que los programas sociales y el presupuesto sea diseñado bajo una perspectiva de género.

Todo el trabajo, que realizaré como legisladora, a favor de las zacatecanas, es resultado del hecho de que, como mujer, es mi prioridad trabajar por hacer que las mujeres dejen de ser un grupo vulnerable por sí mismo.

Sin embargo, también existe el hecho de que yo, como candidata, he sufrido de violencia de género y del prejuicio ante un trabajo lícito que realicé en Estados Unidos.

Soy una mujer que ha salido adelante sin jamás violar ninguna norma moral o jurídica.

Seré legisladora en Zacatecas, porque soy capaz de romper el cerco que muchos hombres crean alrededor de las mujeres porque tienen miedo de reconocer que las mujeres vamos avanzando en México para conseguir la equidad.

Compañeros, por única vez les afirmaré que toda mi vida he luchado por salir adelante y he sido leal conmigo misma. No tengo, no he tenido nunca, ni tendré nada que ocultar. He sido modelo, con he sido muchas cosas en busca de tener una vida honorable. El oficio del modelaje es perfectamente lícito, pero éste ha despertado la doble moral de muchos hombres y mujeres.

El modelaje es altamente difundido por los medios, no es cuestionado, hasta que a alguna de nosotras se nos ocurre competir con ellos por un puesto de elección popular.

Entonces la reacción es simple. El desprestigio. Es una de las formas más antiguas de deshacerse de competidores capaces de dar la lucha.

A lo que, ratificó “¡No nos ganaron y lo mejor es que les ganaremos!”

Esos que reaccionaron negativamente son los mismos que reprueban que las mujeres tengan derecho a dejar una relación de violencia, son los mismos que le coartan el derecho a las mujeres a decidir sobre su cuerpo y su sexualidad, son los mismos que aceptan que segregan a quienes no piensan o aman como ellos, son los mismos que aman el prohíbir el libre flujo de las ideas, son los mismos que votan por los que provocan la pobreza del país, que apoyan que los ricos sean más ricos y los pobres más pobres.

Tenemos que construir un Zacatecas mejor y a pesar de que nos enfrentaremos a una elección de Estado, ganaremos!!!

Para finalizar, Arellano Dávila garantizó que se invitará a los zacatecanos y zacatecanas a no permitir que los que han propiciado la debacle del estado se queden. Tenemos que ganar para devolver Zacatecas a los zacatecanos.

Top