NECESARIO ALZAR LA VOZ CONTRA IVA EN ALIMENTOS Y MEDICINA: FEMAT

FEMAT

FEMAT

Zacatecas, Zac.- Alfredo Femat Bañuelos, candidato a Diputado local por el Distrito I, dijo que es necesario abrir el debate que permita exponer las consecuencias negativas si se grava con el IVA a los alimentos y medicinas.

Por ello, durante diversas reuniones que sostuvo este sábado, el ex rector de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), se comprometió a ser ese legislador capaz de hablar por todos los zacatecanos y zacatecanas y aquellos grupos vulnerables que demandan salud y alimentos.

El candidato del Partido del Trabajo (PT) reconoció que definitivamente el debate en el Congreso de la Unión puede tener mucho de simulación y consideró que “el PRI lo único que hizo fue quitar los candados para que sobre este tema sus diputados puedan votar libremente, cuando sabemos que nunca ha existido la libertad de voto de los diputados priistas”.

Explicó que la economía familiar hoy se ve amenazada ante la iniciativa de incluir a los alimentos y medicinas en los productos gravados con el denominado Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Por ello, Femat Bañuelos advirtió que de ser aprobados estos nuevos impuestos, “la mayoría de la población de nuestro país vería vulnerada su capacidad de acceso a los alimentos y medicinas en una proporción significativa”.

Y agregó: “Sabemos que la gran mayoría de los medicamentos que se ofrecen en el servicio de salud pública son insuficientes para cubrir la cuota de medicinas que requieren enfermedades cuyas características demandan de medicamentos inexistentes en el ISSSTE y el IMSS”.

Respecto de los alimentos, precisó que una gran parte de la denominada canasta básica están fuera del alcance de los trabajadores que reciben el salario mínimo o que su empleo se reduce a el sector terciario.

Por tanto, Alfredo Femat destacó que incrementar el precio de los alimentos en un 15%, aún y cuando fueran seleccionados, éstos no cambian en mucho la política de gravar medicina y alimentos, al afirmar que no hay ninguna mercancía que sea alterna a estas, es decir, que el consumidor no tiene alternativas para dirigir su elección.

Cuestionó el argumento de que estos gravámenes permitirían una mayor captación de impuestos, al señalar que este se viene abajo al plantear “no gravar el consumo de estos bienes, ya que sería gravar el salario, sino que se graven las ganancias de las diferentes empresas transnacionales”.

Top