EMITE COFEPRIS ALERTA SANITARIA POR COMERCIALIZACIÓN DE CIGARROS DE DUDOSA PROCEDENCIA

pride

pride

Zacatecas, Zac.- En atención a la alerta emitida por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) sobre la comercialización de cigarros introducidos al país de manera ilegal, la Dirección de Regulación y Fomento Sanitario de los Servicios de Salud de Zacatecas (SSZ) intensificó las acciones de vigilancia en las siete Jurisdicciones Sanitarias.

Dicha alerta abarca los estados de Aguascalientes, Estado de México, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas, misma que tiene por objeto evitar que los cigarros comercializados de manera ilegal sean adquiridos por la población en general.

El área responsable en Zacatecas recuerda que el cigarro representa un riesgo a la salud, máxime cuando sus ingredientes y condiciones sanitarias de producción son desconocidos. Además para su importación se debe cumplir con los permisos correspondientes expedidos por la Cofepris, previa revisión del cumplimiento de los requisitos legales.

Por otra parte, se recuerda a los consumidores que un producto falsificado, adulterado o incluso elaborado con ingredientes desconocidos incrementa la posibilidad de contener compuestos químicos potencialmente tóxicos y distintos a la planta del tabaco, por lo que no se puede establecer el comportamiento de dichas sustancias en el organismo.

Otro de los riesgos más importantes es que, por su bajo costo, los cigarros ilegales se vuelven más disponibles para niños y adolescentes, lo que fomenta el consumo temprano de tabaco en edades altamente vulnerables.

Los SSZ, a través de la Dirección de Regulación y Fomento Sanitario, dan a conocer las marcas ilegales con mayor presencia en las entidades federativas citadas anteriormente: Black Jack, Euro, Golden Deer, Hobby, Jaisalmer, Lakes, Marshal, Pride, Ruby y Win.

Igualmente se informa  que los SSZ continuarán con las acciones de vigilancia y aseguramiento, en su caso, de cigarros ilegales en puntos de comercialización y distribución, así como su destrucción para evitar que llegue al mercado, independientemente de la responsabilidad administrativa o penal imputable a los comercializadores de los mismos.

Top