PROGRAMAS DE ASISTENCIA SOCIAL, UN MAL NECESARIO: ALFREDO FEMAT

femat

femat

Zacatecas, Zac.- Alfredo Femat Bañuelos, Candidato a Diputado Local por el Distrito I por el Partido del Trabajo, admitió que los programas de asistencia son un mal necesario, debido al deterioro del salario y la canasta básica que son irreversibles, mientras no se abandone el actual modelo económico.

Durante las reflexiones que constantemente realiza en charlas directas con la ciudadanía en las visitas domiciliarias que a diario hace por las colonias de la capital, Alfredo Femat también dejó en claro que para este deterioro salarial sí hay alternativas para recuperar lo que se ha perdido y es a través de las conquistas laborales.

Previamente, el Candidato petista comentó que en las últimas décadas en el país ha sido muy notoria la pérdida del poder adquisitivo del mexicano promedio, ya sea bajo la disminución gradual y soterrada del salario real o, en su defecto, bajo la trampa oficial de un decrecimiento en los productos que componen la canasta básica.

Lo anterior, precisó, repercute directamente en la alimentación y el  desarrollo integral del mexicano, pues según la FAO, México ya superó en el índice de obesidad a Estados Unidos y según el mismo organismo, la obesidad es síntoma inequívoco de desnutrición producto de que el mexicano no alcanza a cubrir sus necesidades básicas.

Tras hacer esta comparación, Alfredo Femat finalmente admitió que los programas de asistencia representan en la vía de los hechos un ciclo económico que genera a corto, mediano y largo plazo la reactivación de la industria, el comercio y la actividad agropecuaria.

Por ejemplo, dijo, los programas de ayuda  a las madres solteras y a las personas de la tercera edad, por citar algunos, le permiten al beneficiario adquirir parte del alimento que necesita.

A su vez –explicó- esto impacta directamente en el comercio y  a la par se recibe liquidez  para consumir a los proveedores, los que volverán la vista al campo y a las industrias para consumir lo que ellos producen, quienes tendrán que generar empleos para satisfacer la demanda del mercado.

Agregó: “Evidentemente y, dicho sea de paso, al crear empleos se genera un ingreso y el Estado podrá beneficiarse también al cobrar los impuestos que tanto necesita para financiar el gasto público”.

Por tanto, el Profesor Femat Bañuelos comentó que finalmente es una fórmula muy simple que depende, como muchas cosas en nuestro país, de la voluntad política de quienes deciden conservar o desaparecer dichos programas.

Ante este análisis que realizó ante diferentes familias, Alfredo Femat sostuvo que los programas de asistencia social no deben desaparecer, porque cumplen con tres objetivos muy importantes:

  1. Su efecto multiplicador reactiva la economía desde la perspectiva que se vea.
  2. Son un paliativo para resarcir la pérdida de poder adquisitivo  y,
  3. Cumplen con una función social
Top