EVOCAN EN CONFERENCIA AL BARDO JEREZANO, EN LAS JORNADAS QUE LLEVAN SU NOMBRE

IMG_2484

IMG_2484

Zacatecas, Zac.- En el quinto día de actividades que conforman el programa de las décimo sextas Jonadas Lopezvelardeanas se dictó la conferencia titulada Ramón López Velarde y su legado a cargo del Miguel Ángel Argüelles Mier, médico de profesión e investigador devoto del poeta jerezano al que evocó a través de un discurso que conmovió a los asistentes.

El Patio Central del Museo Zacatecano fue el sitio donde Miguel Ángel Argüelles narró en primera persona, ante un nutrido aforo, que López Velarde, además de ser su coterráneo, “es su poeta predilecto”, mismo al que le ha dedicado varios años en la investigación tanto estética como estilística de su obra poética.

“Ramón López Velarde creó su propio lenguaje, casi siempre osado y se reconoció en el post modernismo: lo practicó pero no dejó de ser un enigma para él”, mencionó el actual jefe de servicios de cirugía del Hospital General del ISSSTE de la ciudad de Aguascalientes, a la par de puntualizar que el joven-abuelo de la poesía, como lo llamara alguna vez Xavier Villaurrutia, “fue el inicio de la poesía moderna en México y no su iniciador”.

Con citas, anecdotarios y teorías de escritores como Octavio Paz, Xavier Villaurrutia, José Juan Tablada, Carlos Monsiváis, entre otros, Miguel Ángel Argüelles Mier, de manera peculiar en tanto lírica, realizó un recorrido por algunos pasajes de la obra lopezvelardeana aludiendo que ésta “manejó lo cotidiano, lo nimio, convirtiéndolo en la ecuación de su interior pues nunca dejó ser geométrica y matemática”.

Como “profundo, serio, nacionalista y nada patriotero; de finísima ironía, esdrujulólogo y revitalizador de sustantivos ” fue adjetivado tanto el bardo de La Suave Patria como su obra por Argüelles Mier que habló de un López Velarde descubridor y conquistador: “descubre la poesía y conquista la patria”.

“No ha habido un discípulo digno de Ramón López Velarde”, puntualizó el conferencista al compartir un análisis sobre La Suave Patria, mencionando que “su concepción sobre la patria no era heroica sino limpia, pobre y generosa que nos pide ver a México en sus símbolos y en sus detalles más sencillos”.

Miguel Ángel Argüelles Mier, que también funge como miembro titular del Seminario de Cultura Mexicana,  evocó a su conterráneo como “el poeta de la espiritualidad que volvió religión”, así como “el poeta risueño que confiaba en Jesucristo y soñaba con Afrodita”, destacando un profundo análisis de carácter lírico con los asistentes que reconocieron su trabajo, a la par del Instituto Zacatecano de Cultura (IZC) “Ramón López Velarde” por haber compartido lo que el bardo jerezano continúa legando con su obra poética.

Top