SUFRE BENJAMÍN MEDRANO DOS ATENTADOS

Benjamín-Medrano-Quezada

Benjamín-Medrano-Quezada

Fresnillo, Zac.- Benjamín Medrano Quezada, presidente municipal de Fresnillo, en tan sólo un mes de haber asumido su cargo, ha sufrido dos atentados, en los que podrían haber participado ex policías que fueron dados de baja en lo que va de la administración.

En entrevista con representantes de diversos medios de comunicación, Medrano Quezada dijo que a pesar de estos hechos, no ha puesto una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado ni lo hizo del conocimiento del subpro

Debido a estos sucesos, aseguró que tuvo que contratar a cuatro personas para su seguridad personal.

En un primer incidente, que ocurrió apenas la semana pasada, el alcalde mencionó que un sujeto armado ingresó en las instalaciones de la Presidencia Municipal e intentó atentar contra su vida, por lo que acompañado por oficiales de la Policía Estatal Preventiva, tuvo que abandonar sus oficinas y trasladarse en vehículo blindado.

Mencionó que el tema de la seguridad en Fresnillo es muy delicado “y nadie quería entrarle, por ello, creo he sufrido dos atentados, pero ahora tengo una escolta y me traslado en una camioneta blindada”.

Comentó que “fue un sujeto armado que atentó contra mi persona, no sé si fue por el bien o por el mal, no quería decirlo para no generar más inseguridad, porque si eso le pasa al alcalde qué será a la demás población”.

Medrano Quezada consideró que esto puede haber ocurrido debido a que ha afectado intereses en la Dirección de Seguridad Pública del mineral, ya que había oficiales de la corporación que trabajan como “halcones” para la delincuencia organizada.

Por lo que afirmó que en su administración no permitirá que los elementos policiacos se involucren con el crimen organizado.

También dijo que anteriormente, los policías municipales eran partícipes de otros delitos como extorsiones a campesinos y gambusinos a quienes les pedían dinero para su comida.

Finalmente mencionó que la semana próxima, participará en una quema pública de uniformes que se utilizaban en la administración pasada; lo anterior, para evitar se haga mal uso de ellos.

Top