Si no se autoriza el empréstito habría fuertes problemas financieros en el estado: José Haro

Jose Haro de la TorreZacatecas, Zac.- Nosotros como diputados debemos estar pendientes de la transparencia y de la rendición de cuentas, pero también de la difusión crítica de la situación financiera del estado, ocasionada por el déficit educativo. Por ello es que viene la intención de la reestructuración financiera o empréstito por mil 700 millones de pesos, señaló el diputado local priísta José Haro.

Dijo que la reestructuración viene a reflejar al final de cuentas 8 mil 900 millones de pesos, agregando que se ha dado una falsa información y por eso se ha intentado por el grupo parlamentario valorar la solicitud del gobernador, atentos a escuchar al secretario de Finanzas en dos ocasiones, pero lamentablemente el miércoles tampoco se pudo tener quórum.

Es un tema que pidieron los compañeros de las distintas fracciones parlamentarias, el que pudiera Fernando Soto esclarecer los pormenores, pero no se ha podido dar. “Sanemos que el martes por la noche se les dio la información que solicitaban los diputados buscando que el miércoles estuvieran presentes para aclarar con alguien que tiene los datos fríos”.

Los compañeros diputados no han querido que se les dé la información, ya que en dos ocasiones el secretario de finanzas ha mostrado la buena intención de acudir a dialogar, pero no han estado presentes. Nosotros como fracción parlamentaria ya platicamos con él por la polémica que se generó en la Legislatura y nos explicó cómo se ha estado trabajando el tema de la deuda pública en el estado y qué se pretende hacer a largo plazo y cómo se va a entregar el año que viene.

Se trata de un beneficio directo, y el si el empréstito no se llega a dar habría un recorte importante en los presupuestos de diferentes programas y problemas para pagar los aguinaldos al sistema educativo del estado, además de una serie de problemas muy severos. Ojalá haya corresponsabilidad de los compañeros diputados, dijo.

Señaló José Haro que no ve tanto una barrera opositora a la reestructuración financiera, pero sí una bandera política de cara al proceso electoral del año entrante, pues quieren utilizar el tema para sacar “raja política y mayores adeptos” manejando que hay una deuda pública mencionada hasta en 26 millones de pesos, que es una mentira. La mala información que dan al ciudadano es lo más delicado del asunto y es lo que deberían evitar en la responsabilidad que se tienen como servidores públicos.

Top