Mantendrá Conacyt programas prioritarios en etapa de ajuste

Todas las dudas que vive ahora el sector empresarial en México para entrarle a la innovación con este tipo de programas que proponemos estamos tratando de despejarlas: Enrique Cabrero, director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. (Foto: AMC/Elizabeth Ruiz Jaimes.)

Todas las dudas que vive ahora el sector empresarial en México para entrarle a la innovación con este tipo de programas que proponemos estamos tratando de despejarlas: Enrique Cabrero, director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. (Foto: AMC/Elizabeth Ruiz Jaimes.)

Zacatecas, Zac.-El Proyecto de Presupuesto de Egresos que propone el Ejecutivo para ejercer en el 2017 considera un gasto para el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de 26 mil 963 millones de pesos, 20.7 por ciento menos con respecto al ejercicio del presente año, un presupuesto que llevará a ajustar algunos proyectos, pero no los prioritarios que se mantendrán como están, asegura su titular Enrique Cabrero Mendoza. 

“La verdad es que hubiéramos preferido que no hubiera ajustes presupuestales, pero entendemos que esto es una obligación de todas las dependencias de la administración pública de ajustarse en este 2017, que va a ser un año difícil en ese sentido”, añade. 

Bajo este panorama Conacyt realiza sus previsiones de cómo funcionar en estas condiciones, una situación  que no desalienta a su director general, quien resalta que la gran ventaja que ha tenido el sector de ciencia, tecnología e innovación, “ y que no se  debe olvidar es el enorme crecimiento que tuvimos en los primeros cuatro años de esta administración, una inversión inédita que permitió abatir rezagos, ampliar las posibilidades laborales de jóvenes investigadores, crear consorcios, tener nuevas sedes y laboratorios, inyectar a las empresas con un espíritu innovador, entonces lo único que pasará en 2017 es que no seguiremos creciendo”. 

Cabrero Mendoza subraya que el organismo a su cargo protegerá fundamentalmente en el próximo ejercicio aquellos programas que dependen de capital humano: el Sistema Nacional de Investigadores (SNI), el programa de becas, que a principios de la gestión pasó de 40 mil a 62 mil en la actualidad, así como las convocatorias. 

Lo que el ajuste presupuestal impactará en el dinamismo de Conacyt será la creación de centros de investigación, los cuales se postergarán, pero aun con eso, asegura Cabrero, se  seguirán impulsando los consorcios de los propios centros Conacyt.

“La apertura de nuevas Cátedras para Jóvenes Investigadores están en la nueva propuesta y la cantidad exacta la estamos analizando, pero mínimo serán unas 250, que se sumarán a las 1100 actuales. Este es el año de ajuste, de sacrificio, dependemos también de las variables internacionales, esperamos que 2018 sea nuevamente un año en el que podamos lograr llevar a cabo algunos proyectos que por el momento se van a suspender, pero la agenda sustantiva, fundamental de Conacyt sigue, pese a los ajustes presupuestales”.

Nuevos instrumentos para la inversión privada

El nuevo Programa de Estímulos Fiscales incluido en la propuesta de Conacyt, en opinión de Cabrero, es importante porque si bien el Programa de Estímulos a la Innovación (PEI)  las empresas y el Conacyt  lo vienen operando desde el año 2008 y que ha logrado una inversión de casi 50 mil millones pesos ha sido bueno, pero las prácticas internacionales más exitosas insisten en combinar tanto las herramientas de asignación directa a las empresas -el PEI- con otras de asignación indirecta – el Programa de estímulos fiscales-. “La combinación de ambas herramientas es lo que hoy en día es evaluado en el mundo como lo más eficaz para generar la inversión privada”.

Sin el aporte de la iniciativa privada difícil llegar al 1% en inversión

El director general del Conacyt recuerda que al inicio de la actual administración se decía que si el gobierno federal duplicaba su inversión y el sector privado lo triplicaba se llegaría al 1% del PIB en inversión en ciencia y tecnología, pero aun cuando el ritmo del crecimiento de la inversión federal ha ido bien y que al finalizar el sexenio casi se duplicará, no se alcanzará la meta 1%, que fue la propuesta inicial, porque tampoco la inversión privada no se ha activado de la manera en que se tenía previsto.

“Con este Programa de Estímulos Fiscales lo que se está tratando es complementar con otra herramienta el incremento de la inversión privada en ciencia y tecnología”, sostiene. La actual inversión en CTI, indica Cabrero, es de .54% del PIB, en este porcentaje el sector privado aporta  entre 25-30%  y el sector público entre 70-75%.

Esta nueva propuesta, que estará enfocada a sectores específicos, tiene una mecánica particular porque no es una deducción fiscal por una inversión que se haga en laboratorios y equipamiento, son proyectos que se presentarán a un comité que evaluará la importancia de los mismos, el monto, etcétera, y se dará una pre-autorización a las empresas para que hagan la inversión y si esta se realiza de forma correcta en los términos acordados, las empresas podrán tener un crédito fiscal que podrán utilizarse el mismo año de la inversión y si no en otro momento dentro de un periodo de 10 años. 

“Es un programa que se diseñó con las mejores prácticas internacionales y que debe dejar tranquilo a todo mundo porque es muy rigurosa su aplicación, difícilmente proyectos simulados podrán entrar ahí, todo lo contrario, habrá una permanente observación y análisis de proyectos”.

Las diferencias entre uno y otro

Enrique Cabrero precisó que de forma general los incentivos fiscales son para inversiones, el PEI es para que un empresario que tenga una idea innovadora la pueda desarrollar, son recursos para que contrate científicos y consiga algún equipo que no tiene para su innovación.  La nueva propuesta es para una inversión permanente es una empresa que estaría decidiendo crear un laboratorio importante de desarrollo tecnológico e innovación, contratar personal altamente calificado, lo cual es una garantía, ya que una vez que hizo la inversión se va ir transformando a gran velocidad en una empresa innovadora. “Entonces la diferencia es que los incentivos fiscales están dirigidos para inversión y equipamiento de las empresas, y los estímulos a la inversión son para la realización de proyectos”. 

Vivir en una sociedad del conocimiento llevará tiempo

El director general del Conacyt considera que cada vez existe mayor convencimiento en el sector privado de la necesidad  de innovar, que aún se está en la etapa de arranque en esta nueva cultura de las empresas, una fase naciente pues hay la duda del empresario de si le conviene comprar paquetes tecnológicos de otro país y no meterse en el desarrollo de procesos tecnológicos, o realmente le conviene dar el paso y empezar a vincularse con los centros de investigación y las universidades mexicanas para intentar sus propios prototipos y patentes. 

Otro dilema para la iniciativa privada que observa Enrique Cabrero es una pregunta que los empresarios se hacen: ¿Yo como empresa debo contratar a personal altamente calificado, científicos, tecnólogos o no los contrato? “Todas esas dudas que vive ahora el sector empresarial en México con este tipo de programas estamos tratando de despejarlas, de que se vea que va en serio incentivar la innovación”. 

Agrega que México tiene una gran oportunidad al ser un país bien equipado científica y tecnológicamente, pero no el mejor articulado con el sector productivo y si las empresas no aprovechan más la infraestructura que hay, difícilmente se va a dar el ”arrancón” que una economía emergente como la de México debería dar hacia la economía del conocimiento como lo hicieron Corea del Sur, Finlandia, Irlanda, países que se decidieron apostar por la ciencia y la tecnología, y los resultados están a la vista.

“Estamos  seguros que con estos programas se va incentivando la inversión privada, esto no es una carrera de un sexenio es de tres, cuatro o cinco, no importa, lo importante es que una vez que nos encarreremos entonces sí estaremos en posibilidades de aprovechar esta nueva ola de la economía mundial para beneficio y bienestar de los mexicanos”.

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top