Reforzar estrategias de seguridad

Por Salvador del Hoyo

Militares-3Zacatecas, Zac.- Lo sucedido en Nochistlán, la noche del pasado martes, dejó una marca muy fuerte entre la sociedad. El enfrentamiento entre bandas rivales del crimen organizado dejó una cantidad de 1,500 casquillos de diferentes calibres (armas largas y cortas), percutidos durante la refriega, además del estallamiento de granadas.

Esta situación provocó que el Gobernador, Alejandro Tello, instruyera a las corporaciones en turno que se tiene que mejorar para brindar mejores resultados, ante un problema que ya tiene muchos años en la entidad. La disputa por el territorio, entre diferentes grupos del crimen organizado, ha provocado infinidad de decesos.

Para el gobierno del Estado, encabezado por Alejandro Tello, está muy claro que se deben brindar mayores garantías a los ciudadanos. El mismo mandatario estatal espera que, ante la llegada de elementos policiacos de élite, esta situación logre controlarse.

Tras una reunión con los integrantes del Grupo de Coordinación Local, Alejandro Tello instruyó a todos a verificar la estrategia de seguridad, fundamentalmente en el municipio de Nochistlán, esto con el fin de esclarecer los acontecimientos.

Con siete meses al frente de la administración estatal, el gobernador Tello Cristerna, ha insistido en contadas ocasiones que brindar seguridad es una de sus prioridades. Estamos claros que se hacen esfuerzos, pero la presencia de estos grupos criminales complican la encomienda.

Zacatecas, el igual que la mayoría de los estados de la República, resiente una crisis de enfrentamientos entre bandas delictivas rivales. Esto ha propiciado que la ciudadanía exija solución a esta problemática que vive días tras día. Ya son más de diez años que sufrimos los embates de la delincuencia y esperamos que la estrategia que se ha implementado, rinda frutos.

Recordamos cómo la fallida estrategia, comenzada en el 2006 por las fuerzas federales, provocó que Zacatecas se convirtiera en parte fundamental de ese “efecto cucaracha”. Aquí vinieron a refugiarse los delincuentes que fueron erradicados de otros estados del país. Encontraron en nuestra entidad un refugio desde donde comenzaron a operar sus negocios ilícitos.

En ese entonces gobernaba la perredista Amalia García, quien puso en marcha varias estrategias, en coordinación con la Policía Federal y el Ejército Mexicano, entre otras corporaciones. Poco se pudo hacer porque el mal crecía y los enfrentamientos continuaban.

En la administración de Miguel Alonso Reyes, se vivieron momentos también muy críticos, como aquel bloqueo de los delincuentes, quienes atravesaron vehículos en la avenida García Salinas y el boulevard López Portillo, hecho que generó una psicosis por varios días. Hubo varios muertos y grandes movilizaciones policiacas.

Ahora que inicia el quinquenio de Alejandro Tello, las cosas no han pintado bien. Se hacen los esfuerzos necesarios, en conjunto con las fuerzas federales, para poder contrarrestar la presencia de estos grupos criminales que siguen asentándose en la entidad.

Uno de los compromisos de campaña fue, precisamente, mejorar la seguridad de los zacatecanos. Hasta ahora Alejandro Tello sigue encabezando las estrategias para que disminuyan estos eventos. En definitiva se requiere del apoyo permanente de la Secretaría de Gobernación para poder enfrentar este problema que afecta a toda la nación.

Todos deseamos que las estrategias funcionen. Los sucesos delictivos siguen presentándose y la ciudadanía vive momentos complicados.

Etiquetas
http://www.congresozac.gob.mx/

Noticias relacionadas

Top