PíNICO POR SUPUESTA BALACERA EN LA PROCESIӓN DEL SILENCIO

Fotos: Guillermo Moreno Valtierra y Modesto Cedano / periodicomirador.com

Una pelea en el centro histórico de la ciudad provocó una estampida, pánico e histeria entre cientos de asistentes a la tradicional Procesión del Silencio, lo que se tradujo en llanto y gritos entre la gente en lo que supuestamente fue una balacera, que no fue confirmada por ninguna autoridad.

En la revuelta y la incertidumbre fue tirada la imagen de una virgen que iban en la procesión.

Este suceso causó que los espectadores corrieran para diferentes lugares, los restaurantes y negocios del centro histórico fueron cerrados, las luces apagadas y muchas personas permanecieron ahí­ encerradas y tiradas al piso.

Todo ello hizo que se suspendiera por algún tiempo el tradicional recorrido que se lleva a cabo cada Viernes Santo desde el siglo pasado y que se fueran las miles de personas que acuden.

Corporaciones policí­acas como la Policí­a Ministerial y la Policí­a Estatal Preventiva acudieron al lugar.

Cientos de mensajes volvieron a inundar las redes sociales sobre los hechos del centro histórico.

Luego del susto todo volvió a la normalidad y la Procesión continuó. El gobernador Miguel Alonso y el procurador Arturo Nahle estuvieron presentes hasta el final de la procesión.

La crisis de inseguridad que se vive en la entidad provocó la histeria entre la gente y que se generaran nuevamente numerosas especulaciones sobre lo acontecido.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE