SOLIDARIO RESCATE‏

Aproximadamente a las 22:00 horas un auto que se encontraba estacionado sobre la avenida México, al cual presuntamente se le botó la palanca de velocidades, al encontrarse de bajada, emprendió camino para caer sobre uno de sus costados sobre el lecho de un desagí¼e.

Por fortuna en su lento andar, no ocasionó daños a terceros, el mismo auto quedó ligeramente perjudicado.

No obstante, al llegar las grúas y tratar de rescatarlo, era más el daño que le propiciaban al vehí­culo, por lo que el  propietario protestó a los operadores de las grúas, estos hicieron caso omiso y continuaban con su dramática labor.

Fue entonces cuando una vecina convocó a los colonos y transeuntes a colaborar en el rescate del auto, a lo que de manera inmediata se prestaron a ayudar a ponerlo en sus cuatro ruedas fuera del desagí¼e, fue a pura fuerza hombre como se logró el objetivo.

Ni esta acción ni la protesta del propietario, fue suficiente pues los “grulleros” continuaban jalando al auto, siendo demasiado obvio el daño que le causaban al automóvil, por lo que sin duda, el dueño tendrá que desembolsar una fuerte suma para enmendar los daños ocasionados a su propiedad, más aparte el supuesto rescate, el traslado y el corralón.

Todo esto ante la silenciosa mirada de la autoridad correspondiente.

El esfuerzo de sacar el auto averiado, se debió a los solidarios voluntarios que no dejaron solo a quien los requerí­a en un verdadero momento de angustia.

No así­ los “grulleros” que a leguas se podí­a observar su afán por no regresar con las manos vací­as.

 

 

*

*

Top
CLOSE
CLOSE