MILES DE FIELES ZACATECANOS ACUDEN A RECIBIR CENIZA

Fotos: / MIRADOR

Zacatecas, Zac.- Miles de fieles zacatecanos participaron en el inicio de la Cuaresma al acudir a la imposición de la ceniza, tradición que, de acuerdo a la iglesia, recuerda a los católicos tres verdades fundamentales; su nada, su condición de pecadores y la realidad de la muerte.

Las iglesias de Zacatecas recibieron la visita de miles de personas quienes al momento de recibir la ceniza en su frente o sobre sus cabezas, escucharon aquella cita del génesis de “recuerda que polvo y en polvo te convertirás”.

El Miércoles de Ceniza obliga a guardar ayuno, abstenerse de comer carne y participar en la liturgia de la imposición de la ceniza; con ello, los fieles se preparan para la Cuaresma, tiempo de preparación a la Pascua que termina el Jueves Santo, después del mediodí­a, recordando a los cristianos que esta vida es sólo una preparación y que el verdadero destino es llegar a Dios en la vida eterna.

Este dí­a cae siempre en diferentes fechas año con año, de acuerdo a la fecha de la Pascua y puede ser entre el 4 de febrero y el 10 de marzo.

Cuando en el siglo IV se fijó la duración de la Cuaresma en 40 dí­as, ésta comenzaba seis semanas antes de la Pascua (para calcular la fecha de la Pascua se usaba el Computus), en domingo, el llamado domingo de “cuadragésima“. Pero en los siglos VI-VII cobró gran importancia el ayuno como práctica cuaresmal. Y aquí­ surgió un inconveniente: desde los orí­genes nunca se ayunó en dí­a domingo por ser “dí­a de fiesta”, la celebración del dí­a del Señor. Entonces, corrieron el comienzo de la Cuaresma al miércoles previo al primer sábado del mes.

Las cenizas utilizadas en esta fecha especial se elaboran a partir de la quema de los ramos del Domingo de Ramos del año anterior y son bendecidas y colocadas sobre la cabeza o la frente de los fieles como signo de la caducidad de la condición humana; como signo penitencial, ya usado desde el Antiguo Testamento; y como signo de conversión, que debe ser la nota dominante durante toda la Cuaresma.

En el rito católico la imposición de la ceniza es realizada por el sacerdote sobre los fieles, quien puede hacer una cruz con la ceniza en la frente de los fieles o dejar caer un poco de ceniza en su cabeza. Es costumbre dejar y no lavar la ceniza hasta que esta desaparezca por sí­ misma.

La imposición de ceniza es una costumbre que recuerda a los que la practican que algún dí­a vamos a morir y que el cuerpo se va a convertir en polvo.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE