RINDEN HOMENAJE Pí“STUMO A COMANDANTE DE LA POLICíA ESTATAL ABATIDO POR MANOS CRIMINALES

Zacatecas, Zac.- El Gobernador Miguel Alonso Reyes acudió a rendir homenaje póstumo al Comandante de la Policí­a Estatal Preventiva Rosendo Pérez Pérez, abatido ayer por manos criminales.

El mandatario estatal acudió a la sede de la Secretarí­a de Seguridad Pública y fue acompañado por el Secretario de Seguridad Pública, Jesús Pinto Ortiz; el comandante de la Onceava Zona Militar, Bernardo Pineda Solí­s; el Director de la Policí­a Estatal, Ví­ctor Manuel Bosque; la delegada de la Procuradurí­a General de la República, Estela Cadena Azcona; y el Procurador General de Justicia del Estado, Arturo Nahle Garcí­a.

Durante el acto el Secretario de Seguridad Pública, Jesús Pinto Ortiz, pronunció las siguientes palabras:

Señoras y Señores, con su permiso Señor Gobernador:

Sé que las palabras sirven de poco cuando uno ha sido herido tan duramente por la adversidad; sabemos que en momentos como éstos, ninguna palabra es suficiente, ya que ayer la muerte se llevó la vida de un muy apreciado y digno compañero, el Capitán Primero de Infanterí­a retirado y Comandante de la Policí­a Estatal, Rosendo Pérez Pérez, apreciado y digno compañero, cuya muerte estará siempre fija en nuestros corazones.

En nuestro cuartel de Policí­a extrañaremos su imagen, recordaremos su sonrisa, su gallardí­a, su simpatí­a, su buena fe, hará falta el amigo, el compañero de armas, el compañero de lucha y quizá de infortunios, el hombre a quien nunca vimos cansado, derrotado, desanimado, ni triste, al individuo valiente, audaz, cumplido y disciplinado; al pasar lista de presente, Rosendo ya no contestará.

Sentiremos la pena de verlo yerto e inerme por la muerte causada por unos cobardes que no merecen la gloria de decirles hombre y quienes acumulan todo el desprecio de un humano al que no lo es, por eso, por sus grotescos arrebatos de barbarie.

Señora de Pérez, conserve para siempre la imagen de su esposo, esté segura que cuando invoque su nombre, Rosendo fue un hombre bueno, noble, trabajador, cumplido y orgulloso, un mexicano ejemplar y un militar de calidad y pundonor, un policí­a que vio en la justicia la forma de enaltecer su calidad humana; por eso, señora, las lágrimas vertidas no serán en vano, pues se perdió a un hombre invaluable.

Jóvenes, jovencitos Pérez me consta con la firmeza de un hombre maduro, que su padre fue capaz de darle resultados altamente satisfactorios a su trabajo, que su responsabilidad en el cumplimiento del deber no tuvo lí­mites, que otorgaba la confianza para que en él, descansaran las decisiones de los mandos y él a sus subordinados fue perene ejemplo de conducta.

Si el destino los conduce a la milicia o a lo castrense, encontrarán en compañeros de Rosendo su padre, que halaguen su recuerdo, pues Rosendo Pérez Pérez fue un militar de lucha firme.

Compañeros de la Policí­a Estatal que el luto de nuestro corazón sirva de acicate para que nos levantemos con orgullo llevando la consigna de la ley, que tengamos la vergí¼enza de ver, de investigar el trasfondo del artero asesinato y que llevemos ante el juez a los culpables; hagámoslo bien, hagámoslo con coraje, hagámoslo con valentí­a.

En este lamentable incidente, que no nos amedrente el resabio, porque somos fuertes, estamos unidos, tenemos ilusión, tenemos pasión, somos hombres de bien, tenemos pasión por Zacatecas y su gente, el Gobernador realza nuestras actividades y de él tenemos todo el apoyo y es quien da nuestro rumbo la gloria o el fracaso de nuestro derrotero.

Empezamos en el 2010 con esfuerzo, con dedicación, con esperanza de servir a Zacatecas; estos objetivos no los vamos a cambiar, que esta desventura nos fortalezca y que sea Dios, el que diga, dirija y defina el destino de nosotros.

Gracias.

Posteriormente, el Comandante de la Onceava Zona Militar, Bernardo Pineda Solí­s, emitió el siguiente mensaje:

Señoras y Señores, el servicio a la nación exige que el funcionario público lleve el cumplimiento del deber hasta el sacrificio tal y como somos testigos de la actuación del Comandante Rosendo Pérez Pérez, acaecido el primero de marzo de 2012 por los impactos arteros de personas inmorales, ilegales, que han burlado y continuarán en la senda oculta al asecho de acciones que ponen en peligro a nuestra sociedad y a nuestra familia.

Cito la preocupación del Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas por combatir y erradicar totalmente el crimen organizado, quien recientemente manifestó: Se debe crear un frente común en contra del crimen organizado, a fin de detener el crecimiento exponencial de la violencia y frenar tanto en mercado las drogas como el tráfico ilí­cito de armas y dinero, no se puede aceptar que América Latina sea la región más violenta del mundo, esto tiene solución si abordamos el tema con objetividad y serenidad.

Al expirar la ley que prohibí­a en Estados Unidos la venta de armamento, en nuestro paí­s provocó un aumento notable en la adquisición de armas de asalto y drogas; nosotros estamos viviendo esta repercusión al incrementarse la violencia en México.

Hoy estamos con ustedes en estos difí­ciles momentos y lamentamos inmensamente tan irreparable pérdida de un compañero, el Comandante Rosendo Pérez Pérez, quien nos acompañó portando con gallardí­a el uniforme verde olivo cuando orgullosamente perteneció a las filas del Ejército Mexicano.

De igual forma, vestimos los atuendos del agrupamiento de granaderos en la Policí­a del Distrito Federal y, finalmente, con actitud valiente un año y dos meses portó en más de un rincón de Zacatecas el uniforme de la Policí­a Estatal.

Esperamos con todo corazón, junto a su familia, reciban un abrazo de esperanza y amistad, miremos hacia adelante, que su partida nos inspire a vivir con optimismo, dinámica y enjundia como él lo hací­a diariamente.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE