EL IEEZ SUMA ESFUERZOS PARA LOGRAR QUE LOS LIDERAZGOS POLíTICOS FEMENINOS PUEDAN CRISTALIZARSE EN ESPACIOS POLíTICOS

En conferencia magistral, organizada por el instituto Electoral del Estado de Zacatecas en el marco de la celebración del Dí­a Internacional de la Mujer, la reconocida periodista Sara Lovera López tuvo la oportunidad de hacer un análisis sobre el Liderazgo Polí­tico de la Mujer en México.

Con la presencia de las Consejeras y Consejeros Electorales Sonia Delgado Santamarí­a, Adelaida ívalos Acosta, Ricardo Hernández León y Esaúl Castro Hernández; así­ como de la diputada Marí­a de la Luz Domí­nguez Campos y el magistrado del Tribunal Electoral del Estado de Zacatecas, Lic. Edgar López Pérez, el tema fue escuchado por distintos sectores de la sociedad preocupados por la problemática de la inclusión y el empoderamiento de las mujeres en la polí­tica.

La Consejera Presidenta, Dra. Leticia Catalina Soto Acosta habló de que el Principio de Eliminación de toda forma de discriminación, es el instrumento con el cual la Democracia debe de fortalecer las relaciones plurales que se tejen en la sociedad.

Destacó que mientras no haya una inclusión real y justicia efectiva para los diversos sectores excluidos y marginados en la sociedad, entre ellos las mujeres, la sociedad seguirá en una Democracia de poca inclusión.

A su vez mencionó que el Instituto Electoral del Estado de Zacatecas, en su labor de diseñar polí­ticas públicas puntuales, suma esfuerzos para lograr que los liderazgos polí­ticos femeninos puedan cristalizarse en espacios polí­ticos, que a su vez logren mejorar las condiciones de vida de otras mujeres.

Informó además que asistió a la sede nacional del IFE a la  presentación de dos micrositios de Internet. El primero es la Ruta Crí­tica para el Empoderamiento donde encontraremos requisitos, capacitación, lineamientos de campañas, con un lenguaje de sencillo para uso de las mujeres y sus liderazgos polí­ticos.

El segundo, es la Guí­a Sobre el Gasto del 2 por ciento que los partidos polí­ticos deben de cubrir en materia de paridad y equidad de género. Este instrumento resume la nueva forma para desarrollar un programa anual, estructurado con indicadores medibles para identificar que el recurso de los partidos para las mujeres se esta gastando y se esta haciendo de manera adecuada.

Concluye su participación al advertir que “estamos en un momento importante en la búsqueda de la paridad, en nuestro Estado.”

La conferencista, Sara Lovera López, periodista, editora, colaboradora, locutora, especialista en temas de equidad y paridad de género, escritora de libros sobre este mismo tema, Premio Nacional de Periodismo “José Pagés Llergo” 2010, Premio Nacional Hermila Galindo por la CDHDF, fue presentada por la Consejera Electoral Sonia Delgado Santamarí­a.

Al iniciar su disertación, Sara Lovera mencionó que actualmente “los hombres y las mujeres no se explican por qué pedir la paridad de géneros, cuando se han logrado tantos derechos en favor de las mujeres.”

Comienza a desglosar la pregunta en términos de ciudadaní­a, ya que “las mujeres zacatecanas han ejercido esta en distintas épocas de la historia de México.” Y por ello “intervenir en la cosa pública” es trascendental, puesto que la mujer, al igual que el hombre, también produce riqueza para este paí­s.

Hace un recuento del movimiento feminista en la Revolución Francesa hacia 1789, en el cual la mujer Olimpia de Gouges escribe la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana. En México, durante la Revolución de Independencia las mujeres participan activamente en el proceso de emancipación de la Corona Española.

En Zacatecas, en 1824 las mexicanas piden y escriben las demandas por el voto ciudadano. Igualmente, para la constitución de 1857 las mujeres participan nuevamente en la construcción social de la Constitución Liberal de ese año, mientras que en el mundo se realizan protestas en favor de las condiciones laborales de las mujeres. Los primeros grupos feministas aparecen en nuestro paí­s en 1889.

Explicó la periodista Sara Lovera que en la revolución mexicana de 1910, igualmente como parte del movimiento insurgente, “hay miles de mujeres haciéndole de trabajadores por la construcción ideológica de la Revolución Mexicana.” Los grupos feministas apoyan a Madero antes y después de su asesinato, por lo que se establecen como un pilar de la organización social de la revolución.

Señaló que “las mujeres siempre encuentran un obstáculo en ellas mismas” con el que posponen su participación en polí­tica, ya sea por su educación religiosa, o por los roles de familia que asumen y que limitan su participación.

“Hemos vivido permanentemente una Ciudadaní­a incompleta”, dijo. Por lo que se pregunta ¿Qué le ha faltado a la mujer mexicana para adquirir sus derechos y sus figuras de lí­deres?. Muy poco, siempre han permanecido cerca de la historia, aunque la lectura oficialista ha relegado su lugar en los momentos trascendentales.

Sentencia que las mujeres “tuvimos todo durante la Revolución, después de ésta fue cuando lo perdimos”, cuando se refiere a las reformas jurí­dicas a favor de las necesidades de las féminas mexicanas que lograron en el consenso de la Constitución social de 1917.

Sin embargo, la realidad en la que vivimos hoy en dí­a, contrastan mucho los problemas acerca de discriminación y la falta de liderazgos polí­ticos que a su vez impulsen a más mujeres. No importa la lucha que han logrado en el campo social, económico, jurí­dico y polí­tico, puesto que mientras no haya una claridad de nuevos conceptos de hombre y mujer, la cultura social y polí­tica no ha dado lugar a las transformaciones de fondo.

El quiebre importante en la movilización social después del sismo de 1985, las mujeres aprovecharon la coyuntura para preguntarse ¿por qué no estaban suficientemente representadas en los congresos? Actualmente las mujeres sólo han logrado el 24 por ciento de los escaños en el congreso, el 5.2  por ciento de las alcaldí­as, tres secretarí­as de Estado y una gobernadora.

Resume que, históricamente las mujeres han sido relegadas, ya que desde los griegos (orí­genes de la cultura occidental), se pensaba que la mujer no tení­a capacidad de raciocinio.

Su inclusión en este mundo es reciente, apenas unos 70 años atrás, cuando las mujeres comienzan a salir de las universidades y ocupan espacios nuevos y distintos en la sociedad y las familias.

Igualmente se busca una nueva mayorí­a, la cual va a votar en este año, de donde se obtenga una organización en favor de las mismas mujeres. Dice que uno de los grandes problemas que ha detenido a las mismas mujeres es la “victimización”, por lo que el discurso de la igualdad pierde fuerza y se desaprovecha su oportunidad.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE