PASO DEL NORTE, EXPOSICIӓN FOTOGRíFICA DE RAMIRO DURíN RENTERíA EN FOTOTECA ZACATECAS.

Zacatecas, Zac.-Con esta frase dio inicio la presentación de la foto-charla del artista de la fotografí­a Ramiro Durán Renterí­a, previo al acto inaugural de su exposición fotográfica titulada Paso del Norte, misma que se exhibe en la Fototeca Zacatecas Pedro Valtierra, cuyas imágenes tienen como objetivo al decir del artista de la lente  “Intentar servir como un modesto homenaje a la sociedad juarense que vive y produce tanto a pesar de tanto descredito”.

Durante el desarrollo de la charla el fotógrafo,  manifestó su experiencia vivida en  Ciudad Juárez, sitio a donde se trasladó para cumplir al decir de él “Un ritual muy zacatecano, trabajar en los Estado Unidos como ilegal, y que al ser repatriado experimentó el sentimiento de calor cuando esa ciudad lo acogió.

En amena conversación, prosiguió, “En el año del 2001 llegué a Ciudad Juárez para quedarme a vivir, donde la generosidad de la gente, la franqueza y horizontalidad de la sociedad fue el elemento transformador de una ciudad juzgada de viciosa”.

Explicó como su incursión en la fotografí­a tuvo la influencia de Jeanlopu, de Manuel ílvarez Bravo, y le atrajo plasmar el fruto prohibido, la necesidad de retratar los sentidos, tomar la fotografí­a como oficio,  así­ como,  la gran influencia de los fotoperiodistas, y la frontera como mercado de cámaras antiguas.

Durán Renterí­a al hacer un retrato de la fotografí­a afirmó  que “La fotografí­a como amante es perfecta”. El artista de la lente, se pregunta ¿Qué hace el arte, la fotografí­a por nosotros? Mantener viva la ilusión.

De su estadí­a en el Paso del Norte, comentó: Ciudad Juárez además de por muchos viajeros trashumantes y efí­meros, esta conformada por una sociedad ambivalente y excluida Quizá eso explica por qué las fronteras son esos lugares de México en los que “el otro”, el extraño se acoge con tanta naturalidad.

Continua: El Paso del Norte ha sido infinidad de veces, el lugar que obliga al viajero a tomar decisiones dramáticas. Las fronteras naturales y polí­ticas hacen de aquella región un lugar que nos recuerda a una persistente cicatriz;  Por un lado doloroso y por otro una que da fe de la transformación humana que pueden  llegar a experimentar algunos.

Ciudad Juárez es en efecto una ciudad de transgresión social, moral,  artí­stica y como dijera Charles Bowden, un lugar que sirve de laboratorio del futuro de nuestro provenir. De la sociedad juarense se habla poco, y sin embargo se habla mucho de sus fatalidades; pero en paralelo a las desgracias; Juárez esta conformado por gente de carácter franco, de trato humano, trabajadora  y sobre todo de una ejemplar tolerancia a los forasteros.

Aunque los medios masivos de comunicación nos hayan configurado una imagen sucesivamente negativa de Juárez, ese ha sido un lugar que ha ofrecido oportunidades de progreso cultura, económico y social para muchos. Sobre todo para aquellos que despercudidos de perjuicios, se dispongan a la aventura de vivir y convivir dentro de una cultura apátrida.

Durán aseguró que para la gran mayorí­a de los zacatecanos, nuestra relación con la frontera comienza con una historia narrada por nuestros padres y hermanos migrantes. Y así­ la frontera se construye de imágenes lúgubres, inciertas y ansiosamente desoladoras.

Para muchos, nuestro primer visita a Juárez dispara, psicopáticamente, una sensación de dejá vu. De que la historia de nuestros padres y familiares se repetirá en nosotros. Y luego poco a poquito aquella sociedad de aspecto incierto nos comienza a seducir y al cabo de poco tiempo ya somos parte de ella.

El fotógrafo fronterizo, agradeció la generosa apertura, a fin de presentar su obra a Gobierno del Estado,  a Manuel Meza Director del Sistema Estatal de Museos, quien presidio la inauguración de la muestra fotográfica, en representación del director del Instituto Zacatecano de Cultura Gustavo Salinas Iñiguez, así­ como, al Director de la Fototeca  Pedro Valtierra, a los subdirectores Sergio Mayorga y Jaime Robledo y al publico asistente.

Una mirada escudriñando en la frontera de Ciudad Juárez, Chihuahua, y sus alrededores, la vida cotidiana de sus habitantes fijos y los que van, tan sólo, de tránsito. Ramiro Durán, descubre así­, en el proceso, la esencia de la frontera, de la misteriosa Lí­nea, en los paisajes, espacios y quienes por ahí­, deambulan.

A través de 49 imágenes, elaboradas entre 2006-2009, Ramiro Durán traslada a los visitantes de la expo por los espacios de Ciudad Juárez, donde se ubica un crisol de culturas diversas procedentes de Sudamérica, Centroamérica, Así­a y de diversos estados del paí­s, en el que las personas en tránsito, mientras cruzan la lí­nea, no advierten que ya se han arraigado y contribuido al enriquecimiento cultural de la frontera con sus costumbres de origen, vestimenta y lenguaje.

Ramiro Durán es originario de Jalpa, Zacatecas, ha residido en Cd. Juárez, Chihuahua, donde ha ganado varios premios y reconocimientos, entre ellos la beca David Alfaro Siqueiros para jóvenes creadores en 2008, otorgada por el Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Chihuahua, para desarrollar el proyecto Loterí­a Fotográfica de Juárez, del que la presente exposición incluye algunas imágenes.

Paso del Norte, permanecerá en exhibición en la Fototeca de Zacatecas hasta el 25 de noviembre, con horarios de vista de 09:00 a 17:00, lunes a viernes y de 10:30 a 17:00, sábados y domingos, entrada gratuita. La Fototeca de Zacatecas se ubica en la calle Fernando Villalpando 406, en el Centro Histórico, tel. 92 4 20 15.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE