HAY QUE ATÉNDERSE CON ESPECIALISTA PROBLEMAS DE CONJUNTIVITIS PARA EVITAR AFECTAR LA VISTA:IMSS

Con el incremento de la temperatura se hacen presentes padecimientos comunes en esta estación del año, tal es el caso de la conjuntivitis primaveral, por lo que quienes la padecen es necesario  tomen en cuenta recomendaciones médicas para evitarla o reducir sus efectos.

Sobre el particular, Carlos Humberto González Gutiérrez, pediatra alergólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social en Zacatecas, mencionó que “la conjuntivitis primaveral es una enfermedad crónico inflamatoria que afecta al 5 o 10% de la población y generalmente se asocia a pacientes que tiene alergia en la nariz o rinitis alérgica”.

Como su nombre lo indica los casos de pacientes con este padecimiento aparecen en esta temporada, y además también en quienes tiene problemas de asma, al tener la predisposición genética para padecerla.

Es importante tomar en cuenta que la constante comezón en el ojo, enrojecimiento del mismo y lagrimeo son tan solo algunos pero de los más importantes signos de alarma de la conjuntivitis primaveral, por lo que de presentarlos es importante acuda con el especialista, para descartar o en su caso atenderse de manera oportuna.

Agregó que el polen de las flores es el principal desencadenante de la sintomatología.

Asimismo, González Gutiérrez dijo que  dentro de las acciones que previenen el padecimiento están: la alimentación del seno materno al menos el primer año de vida del recién nacido y cuidar que antes de cumplir un año, los niños no consuman productos como pescado, chocolate, fresas, naranja, limón, cacahuate, la nuez, queso y todo tipo de yogur.

Cuando ya se tiene la enfermedad, en casa es importante evitar las  alfombras, tapetes, peluches, cobertores, tratar de mantener cerradas las ventanas, aspirar las prendas de vestir donde se concentra polvo y éste va cargado de pólenes que son los que producen las alergias.

Si bien el especialista mencionó que la conjuntivitis no se cura, cuando se atiende de una manera adecuada y oportuna se logra disminuir los  síntomas y afección, cabe destacar que  se puede llegar a presentar en cualquier etapa de la vida, aunque con mayor frecuencia se presentan casos en niños de cuatro a seis años de edad.

Recomendó que de observarse la sintomatología ya mencionada, se debe acudir con el médico para que determine el tratamiento a seguir, pues de no atenderse puede generar secuelas en el sentido de la vista. Asimismo, de no presentar mejoría, se puede recurrir a pruebas cutáneas para detectar el origen de la alergia y así poder elaborar una vacuna especial para la afección de un paciente en particular,  es lo que se conoce como inmunoterapia.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE