ATENTADO CONTRA PERIӓDICO EL NORTE

Por: Héctor A. Alvarado Gómez*

El pasado 29 de julio fueron atacadas las instalaciones de la edición Sierra Madre del periódico El Norte en el municipio de San Pedro Garza Garcí­a, Nuevo León. Alrededor de las 6:45 de la tarde, entraron unos sujetos encapuchados que amagaron con armas de fuego a los guardias que resguardaban el inmueble, posteriormente rociaron el edifico con gasolina y le prendieron fuego causando un incendio que dejo daños materiales al inmueble.

Este hecho es uno más que se suma a la ola de ataques que han perpetrado grupos delictivos, no sólo contra instalaciones de diversos medios de comunicación, sino también en contra de periodistas cuyas consecuencias han sido mortales para varios de ellos, y otros han desaparecido sin que se sepa nada de ellos.

Los hechos ocurridos en la edición Sierra Madre del periódico El Norte, son la tercera agresión que sufre ese diario en menos de un mes, previamente habí­a recibido dos atentados el 10 de julio cuando fueron lanzadas granadas contra sus instalaciones. Ese mismo dí­a la edición Lindavista padeció el ataque de hombres que lanzaron bombas molotov y ráfagas de metralleta. (http://www.sinembargo.mx/29-07-2012/314976.)

El atentado contra las instalaciones de la edición Sierra Madre fue condenado por la Secretarí­a de Gobernación a cargo de Alejandro Poire en un comunicado donde dice que la dependencia, “externa su más enérgica condena a la agresión cometida en contra de las oficinas del periódico El Norte

Añade que, “esta dependencia rechaza estos actos contra éste y cualquier otro medio de comunicación que atentan contra la libertad de expresión y que buscan intimidar su labor informativa. Con el fin de que estos hechos no queden impunes, el Gobierno Federal, reitera su respaldo y colaboración a las autoridades locales y pone a su disposición todos los instrumentos de investigación para llevar a los responsables de esta condenable acción ante la justicia. El Secretario de Gobernación, Doctor Alejandro Poiré, se comunicó personalmente con directivos del periódico El Norte para ofrecerles el apoyo del Gobierno Federal, así­ como para manifestarles que las autoridades federales se mantendrán atentas al curso de las investigaciones”. (http://www.segob.gob.mx)

La condena expresada por la Secretarí­a de Gobernación no va más allá de ser un rollo boletinero para salir del paso y cubrir las apariencias ante un lamentable y terrible acto de intimidación que atenta contra la Libertad de Expresión y el Derecho a la Información.

Los aún Senadores y Diputados Federales que participan en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión no se quisieron quedar atrás y “aprobaron un punto de acuerdo en el que condenaron los ataques y se pronunciaron a favor de que se apliquen los mecanismos de protección establecidos en la nueva Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas. La Comisión Permanente del Congreso de la Unión condena los actos de barbarie de que han sido ví­ctimas los medios de comunicación del Paí­s, particularmente en contra del Grupo Reforma en el estado de Nuevo León“, según la información que publica el periódico Reforma en su portal de Internet.

En la nota se agrega que “La Comisión Permanente exhorta a los tres niveles de Gobierno su pronta actuación y exigimos a las autoridades competentes, especialmente a la Procuradurí­a General de la República, que coordinen sus esfuerzos y garanticen acciones expeditas para no permitir que se sucedan este tipo de ataques y se aplique la ley en contra de quien resulte responsable. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta al Ejecutivo federal para que se facilite a los comunicadores el acceso a los instrumentos y al mecanismo de protección que establece la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, a efecto de que se garantice la vida, la integridad fí­sica y la seguridad de quienes laboran en las instalaciones y para los propios medios de comunicación afectados”.

Al igual que la Secretarí­a de Gobernación, la Comisión Permanente opta por el rollo polí­tico a través de un punto de acuerdo que, frente a la contundencia del hecho delictivo no es más que una simple llamada a misa que nadie atenderá.

Como suele ocurrir en estos hechos, a la lista interminable de “condenas” se sumaron el Gobierno de Nuevo León, el Alcalde de  San Pedro Garza Garcí­a, el Consejo Coordinador Empresarial, el Gobierno de Francia, el Sistema Interamericano de Prensa, el Comité para la Protección de Periodistas, la Asociación Internacional Artí­culo 19, Reporteros Sin Fronteras y un sin fin de organizaciones. De los delincuentes nada se sabe, no han sido capturados, ni siquiera identificados.

Los medios de comunicación y los periodistas seguimos expuestos a este tipo de acontecimientos, a ser violentados, asesinados, secuestrados y atacados por diferentes ví­as a pesar de que el Congreso de la Unión haya aprobado una Ley para la Protección de los Periodistas.

Lamentablemente México sigue y seguirá siendo uno de los lugares más peligrosos para ejercer el periodismo.

Lo cotidiano.

En Zacatecas murieron 45 personas en enfrentamientos armados durante el mes pasado, según la información que publicó el periódico Reforma el 25 de julio. Mientras eso ocurre, en las cotidianas charlas de café corre, como reguero de pólvora, el rumor de que el Procurador Arturo Nahle está más preocupado por amarrar un lugar en el equipo de Jesús Murillo Karam y encontrar un buen pretexto para renunciar a su puesto actual que por cualquier otra cosa.

Top