Programas antipobreza no garantizan derechos a las mexicanas

mujeres35cesarmartinezlopez_1
CIMACFoto: César Martínez López
Por: la Redacción

Cimacnoticias | México, DF.- Los proyectos y programas sociales del gobierno federal son insuficientes para combatir la pobreza en la que vive el 45.8 por ciento de las mexicanas, reconoció el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).
El “Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2014”, que presentó el Coneval, señala que si bien hubo un incremento en la cobertura de servicios básicos, “la calidad de los servicios para la población en pobreza y pobreza extrema es aún insuficiente y el acceso efectivo a los derechos sociales no favorece a indígenas, adultos mayores y mujeres”.

Aunque el Coneval no desagregó sus indicadores por sexo, enlistó recomendaciones en las que el gobierno federal, a través de las políticas públicas, deberá trabajar para garantizar derechos sociales a toda su población, en especial a las mujeres e indígenas.

Según el documento del Coneval, en 2012 el 45.8 por ciento de las mujeres estaban en situación de pobreza, y de 2008 a 2012 la carencia social que más se redujo fue el acceso a los servicios de salud a partir de una afiliación.

No obstante, la mayor parte de las mujeres con acceso a servicios sanitarios cuentan con éste por su relación con hombres (sea por parentesco o vínculos de pareja) o por su pertenencia a programas sociales, por lo que no depende exclusivamente de ellas.

Además las que participan en el mercado laboral lo hacen con una remuneración menor que la de sus pares varones, y 8.4 de ellas no reciben ingresos, mientras que 18.1 por ciento recibe hasta un salario mínimo.

El Coneval señaló que el gobierno federal necesita definir con mayor claridad un enfoque de derechos sociales en su marco legal, cuya efectividad pueda medirse a través de indicadores específicos.

También criticó que el ingreso de las familias es bajo y que desde 1992 presenta disminuciones, ya que los ingresos laborales han perdido mayor poder adquisitivo en relación con el valor de la canasta alimentaria.

Además, la calidad y cobertura de servicios médicos no ha crecido para la población femenina, por lo que las principales causas de muerte materna son la enfermedad hipertensiva del embarazo (preeclampsia y eclampsia), la hemorragia obstétrica, el aborto y la sepsis (efectos de alguna infección, como la fiebre).

Igualmente, los programas productivos no han tenido resultados adecuados, ya que existe una baja integración de los hogares rurales a los mercados fuera de las localidades, lo que limita su capacidad productiva, informó el Coneval.

PARTICIPACIÓN POLÍTICA

De acuerdo con el informe, de 1992 a 2012 el porcentaje de mujeres en la Cámara de Diputados aumentó de 9.1 por ciento a 37.4 por ciento, y en el Senado el incremento fue de 4.7 por ciento a 20.3 por ciento.

El Coneval reconoció que la reforma política recién aprobada impulsa la paridad al mandatar una cuota del 50 por ciento de mujeres para que integren el Poder Legislativo, ya que “las acciones afirmativas temporales aceleran la inclusión económica y social de los grupos en desventaja”.

Ante estas carencias, el gobierno federal deberá centrar sus acciones en atender la desnutrición crónica de las mujeres embarazadas, priorizar el acceso a los servicios de salud y educación de calidad a los grupos vulnerables, y fortalecer la participación femenina en puestos públicos.

 

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/cabalgata.gif

Noticias relacionadas

Top