Logra ayuntamiento de Guadalupe importante ahorro con recorte de nómina

IMG_9949

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

El gran problema de los ayuntamientos, y en particular de Guadalupe, es que hay un gran gasto en nómina. Nosotros logramos un ahorro aproximado de 250 mil pesos quincenales, medio millón de pesos mensuales, de los retiros voluntarios y algunas salidas que se han registrado del municipio, señaló Roberto Luévano Ruiz, alcalde de esa demarcación.

Este año, agregó, se sigue trabajando con el programa de retiro voluntario, es decir, todos aquellos trabajadores que quisieran dejar de trabajar por diversas razones podrán hacerlo, lo mismo que todos aquellos malos servidores públicos que incumplan o que no estén a la altura de lo que el municipio requiera, tendrán que salir también. Sin embargo, no hay un plan como administración, dijo.

En el ayuntamiento, a partir de nuestra llegada, “no hay absolutamente ninguna persona que no devengue su salario”. Al contrario, había una nómina que se pagaba y apoyos de becas y medias becas, situación que ya se ha regularizado mediante un contrato de asimilables al salario, que cumplen con una función específica. Si una escuela solicita, por ejemplo, un velador o incentivos para pagarles a los padres de familia, y ahora ya se puede justificar el egreso.

Incluso, todos los instructores de la alberca, que van por una función concreta, ya tienen su contrato de prestación de asimilables al salario y se rinde un informe de actividades. De 2 mil 10 trabajadores que había ahora se tienen cerca de mil 900 empleados, con los ahorros señalados. Esto, dentro de las medidas que se han tomado para darle mayor estabilidad financiera al ayuntamiento, añadió el alcalde.

En el renglón del gasto corriente, señaló que se ha venido “apretando”, pues no se gasta en cosas que no tienen ningún beneficio. Desde 2012 la entrega de becas se había suspendido, mientras que este martes se llevó a cabo la entrega de casi 417 mil pesos a más de 695 familias, que se derivan de los ahorros de nómina y se pueden entregar como recursos propios.

En el tema del desarrollo urbano mencionó Roberto Luévano que en el asunto del alumbrado público no se tiene ningún problema, ya que se están atendiendo las llamadas de la ciudadanía. El gran problema es en el servicio del agua potable, ya que Guadalupe ha crecido más de lo que se esperaba. Es por ello que se ha prohibido la creación de nuevos fraccionamientos hasta en tanto no se tenga la viabilidad necesaria.

Por ejemplo, dijo, el área de La Condesa, que conecta finalmente hasta Las Quintas, se abastece el vital líquido con un tubito de 10 pulgadas. Se planeó para 10 mil habitantes, en tanto que hoy se tienen 90 mil. Se trata de una mala planeación urbana y por eso se ha planteado a la Legislatura la creación del Instituto Municipal de Planeación Urbana, que permitirá planificar el municipio para los próximos 30 años.

No podemos seguir reaccionando ante los problemas y resolviendo siempre lo del pasado. Hay que ver hacia adelante, con un lugar más ordenado. Por ahora no se aprobarán fraccionamientos que no tengan la viabilidad conveniente, de acuerdo a la nueva carta Urbana que está por aprobarse en el Congreso, y la creación del Instituto Municipal Autónomo de Planeación, que esté alejado de las decisiones políticas y que prevea los próximos años.

Señaló que todas las colonias se están atendiendo, aunque en condiciones complicadas. Se acaban de entregar dos vehículos más para el servicio de limpia y se está trabajando en la adquisición de otros 5 más.

Por otro lado, explicó que el Impuesto Predial es el mayor recurso que se tiene como ayuntamiento, y se refleja la mayor recaudación en los primeros meses del año. En este sentido, dijo que se están haciendo los presupuestos necesarios para sacar adelante para que no se ponga en riesgo la estabilidad financiera. Todas las colonias son prioritarias y se están atendiendo las comunidades más alejadas.

http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/banner-largo2-1400x2501.png

Noticias relacionadas

Top