Empresarios acusan de fraude a precandidato independiente

Fotos: Misael Camarillo / MIRADOR

Isela Galaviz Sampedro, quien fuera encargada de la organización del 40 Congreso Nacional de Abogados realizado en la ciudad de Zacatecas en 2012, así como Roberto Díaz, representante de la orquesta de Beto Díaz, agrupación que también participó en las actividades del referido evento, ofrecieron una conferencia de prensa este martes con la finalidad de acusar públicamente de fraude al precandidato a diputado federal independiente José Pablo Mercado Solís, quien participa por el Distrito 3, con sede en la capital.

Señalaron los inconformes que ya van dos años sin lograr que Mercado Solís liquide un adeudo que tiene con ellos, y si bien en un principio se creyó que era un problema de ingratitud por parte del precandidato, “ahora vemos que hay una total falta de honestidad”, pues son alrededor de 700 mil pesos lo que se les debe a ellos y algunos otros defraudados más, informaron.

Mencionó la dueña de la empresa Innova Congresos y Convenciones que quien también es el presidente de la Confederación de Colegios de Abogados de Zacatecas la contrató para la realización de dicho evento, al que acudieron juristas de diversas partes de la república. Sin embargo, a la fecha no se le han liquidado los cerca de 500 mil pesos pendientes.

Agregó que ante los hechos, procedió a formular una denuncia ante la Procuraduría de Justicia en la entidad (PGJE), pero a la fecha no se ha tenido respuesta.

En su oportunidad en el uso de la voz, Roberto Díaz señaló que la organización musical que representa amenizó uno de los eventos del programa en el congreso, pero que Mercado no le ha pagado la cantidad de 40 mil pesos. De su bolsa, dijo, le pagó a los compañeros músicos, lo mismo que se ocupó de los gastos de transporte de equipo y otros movimientos.

En la misma conferencia de prensa tomó la palabra otro de los presuntos defraudados de nombre Marco Aurelio Rodríguez Acosta, quien informó colaboró con Mercado Solís en la logística del evento con los abogados, pero que nunca le pagó. Además, dijo, debe alrededor de 15 mil pesos por concepto de pago a hoteles y restaurantes, y no sólo del referido congreso, sino de un evento diferente. Había un tesorero para la organización del evento, pero los pesos nunca pasaron por él, advirtió.

Los supuestamente defraudados señalaron que es importante dar a conocer a la ciudadanía la falta de ética y honestidad de parte del precandidato, máxime que ahora pretende obtener una curul en el Congreso de la Unión.

Además, convocaron a su acusado para que haga uso de su derecho de réplica y responda a las acusaciones, para lo cual le dieron un plazo de ocho días.

Dos mil 500 participantes hubo en el congreso, y todos depositaron su inscripción, dijeron, la cual era de alrededor de 2 mil 200 pesos, de manera que sí hubo forma de financiar todos los gastos.

Noticias relacionadas

Top