Más incapacidad no se puede

UAZReferente periodístico…

Por Gerardo DE ÁVILA (*)

Cada día que pasa, la deuda de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) crece para con el ISSSTE. Hasta la semana pasada, la noble institución debía mil 67 millones de pesos (otra vez) por concepto de seguridad social. ¡Se acabaron a la gallina de los huevos de oro!

Y contando.

En medio de esta tormenta vemos a un rector incapaz de rescatar a la universidad. Armando Silva Cháirez no ha estado a la altura de la responsabilidad y ya no lo estará. Lo que no hizo en dos y cinco meses no lo hará en poco más de un año. Me quedo en que es buen hombre.

Muy limitado.

Una aclaración pertinente: no se trata de culpar al actual rector de lo que pasa en la UAZ, no es así. Sin embargo, como “líder” de los universitarios, Silva Cháirez está rebasado, carece de liderazgo y habilidad para construir relaciones que puedan ayudarle. ¡Su equipo cercano en la misma!

Lo han engañado.

Cierto, emprender el anhelado rescate de la UAZ no depende de una persona, pero es necesario que sea el rector quien se alce como el gran artífice de la solución (la parte que le corresponde), presentando un proyecto serio y viable. O son los universitarios o es el gobierno y eso preocupa.

Cuidado.

Aspirar a que Zacatecas tenga una nueva universidad pública tendrá que esperar. Mientras persistan los problemas financieros en la universidad y no llegue el rescate que anunció el Gobierno Federal, el anhelo tardará años. El STUAZ y SPAUAZ también son parte del problema.

Las cosas por su nombre.

La nueva universidad pública

Por lo pronto, aquel anuncio espectacular que hizo en Zacatecas el ahora cuestionado Secretario de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) Luis Videgaray Caso ha quedado en eso: un anuncio. De ahí, la importancia que sea el rector quien impulse el rescate.

Aunque no tiene oficio.

Llama la atención el triste papel que han hecho legisladores locales y federales por ayudar a la UAZ. Designar más recursos para 2015 fue importante, aunque no es la solución del problema, el asunto es ir al fondo: buscar condonar la deuda y comenzar de nuevo.

Con orden y disciplina.

El hecho es, que para el miércoles 18, -otra vez-, la UAZ está emplazada a huelga por el Sindicato de Personal Académico, aunque hay la sensación que el rector “ni sufre ni se acongoja”. Estallar la huelga en este momento a nadie conviene.

Menos al rector.

Si bien, hay un ofrecimiento por parte de rectoría a las demandas de los maestros, la realidad es que la oferta fue rechazada. Las horas que vienen serán cruciales para evitar la huelga, aunque con la incapacidad que ha mostrado Armando Silva no se ve por dónde lleguen los acuerdos.

Tensa relación.

Es claro, la deuda de la universidad es impagable, requiere ser reestructurada y un proyecto viable de rescate prometido, que no ve por ningún lado, para luego volver a empezar y construir la nueva universidad pública que necesita Zacatecas.

Ya despierte rector.

Del archivo personal:

1) Digámoslo lo así: Todos los partidos políticos tiene ya definido quiénes serán sus candidatos. Tres escenarios se asoman en el horizonte, sin que esto sea definitivo. 1) “carro completo” para el PRI. 2) un empate a dos con la oposición y 3) un tres uno a favor del PRI. Sin embargo, será hasta que inicien las campañas formales (abril-mayo) para conocer si los escenarios se mantienen o cambian. Lo que sí, es que se observa competencia electoral en los distritos I y II, PRI versus PT y PRI versus PAN.

2) El Obispo de Zacatecas pide un examen de conciencia a los candidatos antes de las campañas. Pide demasiado el jerarca.

Es tan sólo una modesta opinión.

(*) Periodista

Maestro en ciencia política

gdavilagzac@gmail.com

Etiquetas

Noticias relacionadas

Top