Urgen políticas públicas en lo laboral: David Monreal

DAvid MonrealZacatecas, Zac.-Luego de señalar que los sectores más vulnerables cuentan con una alta tasa de desempleo, David Monreal Ávila, senador de la República, instó al Ejecutivo Federal y la Secretaría de Trabajo y Previsión Social a que se diseñen e implementen políticas públicas en materia laboral que permitan atender este flagelo.

En tribuna sostuvo que la brecha mundial de empleo, que mide el número de puestos de trabajo perdidos, se sitúa hoy en 61 millones de individuos, si a esta cifra se le agrega el número de personas que se incorporarán al mercado laboral durante los próximos cinco años, será necesario la creación de al menos 280 millones de nuevos empleos para 2019.

De manera particular los grupos vulnerables que se verán más afectados son el de mujeres y jóvenes, por el desempleo, la falta de visión y planeación en cuanto a la necesidad de atraer mayores y duraderas oportunidades laborales.

Tan solo en el año anterior (2014), cerca de 74 millones de personas de entre 15 y 24 años de edad buscaban trabajo;  la tasa de desempleo en los jóvenes casi triplica la de los adultos, esta tendencia es generalizada en muchas regiones y prevalece a pesar de la mejora del nivel de educación, lo que fomenta un malestar social.

México es uno de los países que mayor aumento tuvo en la tasa de desempleo en la población joven, al pasar de 7% al cuarto trimestre de 2007 a 10% en el primer trimestre de 2012, según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Refirió el senador que para las personas recién egresadas, vulnerables, quienes suelen no tener un sustento propio y que cuentan con poco capital, el empleo es la manera más segura de mejorar su nivel de vida y la vía principal para salir de la pobreza, es claro que muchas familias disminuyen su situación de pobreza porque dos o más miembros de la familia consiguieron un empleo o tuvieron la posibilidad de aumentar sus ingresos.

Sin embargo, sostuvo, no todos los trabajos generan transformaciones en el mismo grado, algunos empleos son mejores para terminar con la pobreza o para aumentar los ingresos del 40 % más pobre de la población.

Y algunos ofrecen beneficios más amplios que otros, por ejemplo, cuando la mujer trabaja la forma de gastar el dinero en un hogar cambia y se destina a la educación y la salud de los hijos; el empleo urbano  promueve la mayor especialización y el intercambio de ideas, haciendo que otros trabajos se vuelvan más productivos, y en situaciones de crisis, los puestos de trabajo para los varones jóvenes representan alternativas a la violencia y ayudan a restaurar la paz.

También se requiere de programas para los jóvenes, con el objetivo de encontrar un primer empleo que les permita adquirir la experiencia necesaria para cimentar las bases de un futuro exitoso y de calidad, alejado de tentaciones nocivas para su persona y para el país como es el reclutamiento por parte de organizaciones delictivas, y además, supervisar que la parte patronal genere las condiciones necesarias para que este sector alcance efectivamente su primer empleo.

Finalmente dijo que hay afrontar las persistentes vulnerabilidades sociales vinculadas a la frágil recuperación laboral, principalmente el elevado desempleo de los jóvenes, el desempleo de larga duración y el abandono del mercado de trabajo, sobre todo entre las mujeres, para ello es preciso emprender acciones en el mercado laboral del país, de manera que el mejorar las oportunidades laborales esenciales para la agenda y desarrollo de México.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/cabalgata.gif

Noticias relacionadas

Top