No hay obras de “relumbrón” en la capital: Carlos Peña

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Zacatecas, Zac.-Al expresar que la gestión de recursos ante diversas instancias del gobierno Federal y estatal están palpables y continúan vigentes, el Presidente de la capital, Carlos Peña, expresó que a la Administración llegó “para resolver la problemática, no para encontrar pretextos, y culpar a los que hicieron o no hicieron las cosas.

“Mi función y mi política no es de retrovisores, es de parabrisas para ver hacia adelante, y resolver la problemática; en eso estoy concentrado y esos resultados son los que habré de dar a la ciudadanía”, dijo ante los miembros de la Legislatura, al rendir el informe, a detalle, respecto de la aplicación de los recursos del empréstito que los legisladores autorizaron para la capital, por 150 millones de pesos.

Al rendir el informe detallado en los rubros a que fueron destinados los recursos, de manera primordial a tres grandes proyectos como son, el Complejo Administrativo Ayuntamiento, la nueva Comandancia de Policía y el distribuidor vial Quebradilla que se realiza en conjunto con el gobierno estatal, Carlos Peña expresó en todo momento que su Administración ha intentado ser muy responsable en la aplicación de estos recursos.

Estamos aplicándolo en las mayores demandas de la sociedad, y pensando en la viabilidad financiera, dijo al reiterar que el empréstito sin duda no resolverá todo el adeudo que tiene el Ayuntamiento que preside, “porque sería difícil que lo logre cualquier administración”.

Lo que busca, expresó, es oxigenar las finanzas, buscar una estrategia para resolver y responder a la población que nos dio la confianza y también para quien no confió, para demostrarles que “éramos una opción para trabajar de la mejor manera, por y para los zacatecanos”.

Carlos Peña agradeció a los diputados locales la oportunidad de comparecer ante esa Legislatura, mediante las Comisiones unidades de Vigilancia, Presupuesto y Cuenta Pública, así como de Hacienda Municipal, encabezadas por Luis Acosta, pero también ante la ciudadanía como su principal derecho, y como una obligación “para quienes somos servidores públicos”.

El Alcalde consideró una buena práctica informar sobre el uso del manejo de los recursos públicos de Zacatecas, y ofreció “no fallarles ni a los diputados, quienes aprobaron el empréstito, ni a la ciudadanía”, pues tiene la convicción, refrendó, de que el recurso sea bien aplicado, desencadenando así la transparencia en el ejercicio de los 150 millones de pesos, y así se ha hecho en acciones que se están desarrollando actualmente.

En respuesta a uno de los diputados, quien cuestionó si ha hecho obras de “relumbrón”, Carlos Peña dijo que en su Administración ninguna obra tiene ese tinte, sino de atención de necesidades.

Respecto de la posibilidad de tener constructoras con mayor beneficio en la asignación de proyectos, Peña aclaró que “de las constructoras, ni favoritas ni consentidas. Nosotros hemos distribuido la obra pública del Municipio de Zacatecas entre todas las constructoras vía concursos y licitaciones”.

Y cuando se trata de asignaciones, es porque las mismas empresas se acercan y expresan su deseo de participar, y son constructoras que generan empleos para la gente del Municipio y originarias de la capital.

Peña informó que al inicio de la Administración recibió una deuda de 111 millones 939 mil 340 pesos, más otros extraordinarios como laudos por 14 millones de pesos, y otros no registrados al IMSS por 19 millones 144 mil 939 pesos.

En este rubro, del adeudo al IMSS, dijo que el adeudo que recibió hasta la fecha, es de 10 millones de pesos, y no se ha logrado pagar, porque los directivos decidieron suspender un convenio, pero el recurso del Municipio está dispuesto para aplicar el recurso cuando la institución ofrezca las condiciones financieras para ello.

“Estamos buscando que el recurso se ejerza de manera responsable y planeamos dejarlo saneado al cierre de la Administración municipal”, reiteró Peña.

Igualmente habló sobre la capacidad de gestión que ha tenido ante las diversas instancias, tan es así que de 12 millones de pesos del empréstito destinados para programas convenidos, se logró multiplicarlos a 31 millones de pesos.

Con ello se demuestra que “no estamos atados, somos mayores de edad, somos Alcaldes (…)”, y una muestra son los 100 millones de pesos que se acaban de aprobar para diversos proyectos, “las obras y programas ahí están; en caso de un servidor la gestión no falta, eso habla del respaldo del Gobierno de la República, y del Estado, y la capacidad de gestión que ha tenido mi Administración”.

Peña habló también de la manera sana con que se ha manejado el crecimiento de la nómina, detallando que de mil 599 empleados que se recibieron, actualmente se registran mil 565, y la estrategia que empleó para evitar abultamiento de la misma, es que 280 trabajadores de confianza han firmado contratos temporales, que al término del trienio se irán con él, para dejar alrededor de mil 250 empleados.

Destacó que probablemente el manejo del adeudo administrativo al cierre, en 2016, se mantenga similar, pero la gran diferencia será que “le daremos viabilidad financiera a la Administración; cuando llegamos era una bola de nieve, con muchos adeudos”.

Hoy, estableció, se puede hablar de una deuda planeada y responsable, para quien venga detrás no reciba adeudos por aquí y por allá, sino con una planeación.

Por su parte los diputados coincidieron en que el informe presentado fue a satisfacción, igual que es satisfactoria esta práctica de que los Alcaldes acudan, de una manera cordial a rendir cuentas que hablan de transparencia con la que se manejan los recursos públicos.

Goldcorp

Noticias relacionadas

Top