Falta capacidad de gestión en alcaldes de Guadalupe y Zacatecas: Rafael Flores

IMG_9762Zacatecas, Zac.-El hecho de que el alcalde de Zacatecas, Carlos peña, haya manifestado que tiene alrededor de 200 millones de pesos extraordinarios no es para presumirse, sino para lamentarse, ya que un municipio poblacionalmente tan pequeño como Trancoso ha gestionado 400 millones, lo que habla de que ni en la capital ni en Guadalupe se ha tenido capacidad de gestión.

Así se manifestó el ex alcalde de Guadalupe y actual diputado por el PRD en la 61 Legislatura, Rafael Flores, quien señaló que la vía no es solamente pedir empréstitos, sino que hay que mejorar la gestión, máxime que mejor los alcaldes perredistas y de fuerzas distintas al PRI, que no tienen ningún diputado federal surgido de Zacatecas, están haciendo mejores gestiones que ellos, que sí los tienen.

La crítica también es contra los diputados federales de extracción priísta, que no ha hecho la labor de apoyar el desarrollo y bajar recursos para el estado.

Señaló que durante su administración como alcalde de Guadalupe, dejó la deuda en 138 millones de pesos, ya que se solicitó un empréstito de 83 millones, el cual se pagó en dos terceras partes, y sólo se trasladó el empréstito 11 meses a la siguiente administración. “Sin embargo, ese dinero casi se triplicó y las obras públicas que se hicieron ahí están”.

Lamentablemente en la Legislatura pasada cambió el concepto de lo que es obra pública productiva, ya que ante se entendía lo que es hacer drenajes, pavimentación, edificaciones, agua potable e infraestructura educativa. Desafortunadamente ahora es cualquier cosa, y los empréstitos ya se usan para pagar nómina, fiestas y otro tipo de situaciones que no tienen que ver con inversión pública.

Cuando llegaron los alcaldes a solicitar el empréstito era precisamente para rescatar a los municipios y bajar la deuda, pero en lugar de hacerlo la duplicaron y ya la heredaron a las siguientes cuatro administraciones, señaló.

“Nosotros hicimos gestiones por casi mil millones de pesos, y gestionamos obras como el periférico Siglo XXI, que va desde la Alberca Olímpica y que llega hasta Martínez Domínguez, el bulevar a Sauceda de la Borda, el bulevar a San Ramón, la Alberca Olímpica, hicimos 8 espacios públicos como en la Purísima, los centros de salud, el auditorio municipal, y en varias comunidades, como los 100 millones de la carretera Zóquite-Tacoaleche.

Además, se regeneró toda la red de drenaje, pavimentaciones y en nuestra administración tenemos el orgullo de decir que nunca se había hecho tanto drenaje pluvial y sanitario y arreglado más calles. Mucha gente lo desconoce, pero hicimos lo que no se hizo en 3 administraciones municipales”, aseveró.

Esto, agregó, gracias al apoyo de los guadalupenses y a las gestiones que se lograron en la Federación y con el Estado.

Durante la comparecencia del alcalde de Zacatecas le señalamos dos cuestiones fundamentales, que muchos integrantes de su cabildo desconocían en qué estaba aplicando el recurso y que presentaran el informe antes, con la finalidad de revisarlo, cuando el alcalde lo entregó un minuto antes, de manera que no tuvimos tiempo de hacer un análisis serio.

Además, le hicimos ver que la gestión que había realizado era totalmente insuficiente y el argumentó que sí tiene recursos extraordinarios, pero no se comparan con Villanueva, por ejemplo, que trae 500 millones, y eso que es el alcalde de la capital y que todos los diputados federales son del PRI, lo mismo que el gobernador.

Ellos hicieron campaña en ese sentido, señaló, ya que si el presidente de la República era del PRI, que si el gobernador era del PRI, y si el alcalde lo era también, iban a bajar los recursos en abundancia, pero vemos que no es así.

Seguramente tendrá que realizarse una segunda comparecencia, ya que en ese momento nosotros conocimos los datos y no se pudieron analizar. Se deben contrastar con los datos que tiene la Auditoría, ya que periódicamente tienen que informarla.

Por otro lado, se tiene que analizar qué tanto se atiende a la población en el rubro donde están realizando las inversiones, pues si bien es cierto que el edificio de la presidencia estaba saturado, es más importante atender a la ciudadanía en el sentido de tapar baches, de los que está llena la capital.

Dijeron que el empréstito era para pagar las deudas, de las cuales la más importante era la del IMSS, misma que no ha sido pagada. Se ha destinado para otras cosas y se ha endeudado enormemente a los ayuntamientos. Guadalupe tiene un pasivo laboral de más de 20 millones de pesos en demandas porque se ha despedido a más de 300 personas, a pesar de que criticó mucho el aumento de la plantilla laboral durante mi administración y resulta que sigue siendo la misma, pese a los 300 empleados que ha despedido, injustificadamente en muchas ocasiones, y la nómina sigue siendo prácticamente igual, aseguró.

Cuando dejé de ser alcalde de Guadalupe, dijo, la deuda con el IMSS era de alrededor de 19 millones de pesos, y cuando terminó mi antecesor era de 50 millones, y si se le ponen recargos y actualizaciones, se va a cerca de 90 millones.

Sin embargo, señaló que cuando se conviene con el Seguro Social se condona 90% de actualizaciones, de manera que debe de andar los 52 millones de pesos. El motivo por el que no se pagó es la falta de capacidad para hacerlo. Guadalupe es uno de los  municipios que más ha crecido y que más necesidades tiene, y desafortunadamente no crecen en la misma proporción el presupuesto y las carencias.

Esto nos pone en la coyuntura de pagar el Seguro Social o pagar el sueldo a los trabajadores, incluso, dejar sin gasolina a los camiones que recogen la basura o no atender los servicios públicos.

El recurso otorgado en el empréstito debió utilizarse también por parte del actual alcalde para hacer una bolsa para retiro voluntario y bajar la nómina, situación que no se ha dado, concluyó.

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top