De la nada al todo, la vida de César Rincón

TorosZacatecas, Zac.- “Suerte no es más que el meditado cuidado de los detalles”, frase que caló hondo en los espectadores que asistieron a la charla motivacional del matador colombiano en retiro César Rincón hombre sencillo y humilde, el evento fue en el auditorio del Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez de la colonial ciudad de Zacatecas. Parrafada enclavada en el Programa Cultural de la Feria Taurina Zacatecas 2015.

Los valores aplicados al devenir de la cotidianeidad de los azares de la vida dan por resultado una existencia llena de éxitos, como ha sido la vida de Cesar Rincón, quien habló esta noche de todos los tragos amargos y obstáculos que tuvo que pasar para poder saborear los triunfos en la plazas de toros y, por ende, en la vida misma.

Un hombre que se fijó una meta bien definida desde que era niño: ser figura del toreo. Para ello, tuvo que cimentar su sinuoso camino en los valores, que según él mismo, hace alusión en su gran conferencia “Luces y Sombras”. Así como es la fiesta de los toros, así es la presencia del hombre en este espacio de tiempo y espacio, con altas y bajas.

De ser un niño normal, en donde todos en la familia tenían que trabajar para llevar el diario sustento; a figura del toreo, con seis puertas grandes en las Ventas de Madrid. Pero, tuvo que pasar por las vicisitudes de la naturaleza humana, llena de obstáculos: por la muerte de su madre y su hermana, al incendiarse su casa en Colombia; por las cornadas, una de ellas casi le quita la vida; por la enfermedad, que la llevó consigo durante buena parte de su carrera y que lo tuvo al filo de la muerte.

Julio César Rincón Ramírez, habló de los valores que le ayudaron a salir adelante para convertirse en figura del toreo y en un empresario ganadero triunfante en España. Estos son: Valor, para tomar decisiones. Seguridad, confianza en sí mismo. Temple, suavidad y precisa velocidad para el perfecto equilibrio. Distancia, el respeto del espacio y el tiempo. Ligar, engarzar las acciones que producen un resultado. Foco, punto para fijar metas. Perseverancia, tenacidad para llegar al sueño. Competencia, rivalidad en el medio y salir airoso. Equipo, medio para lograr el objetivo. Talento, aunado a disciplina.

César, llamado El Torero de Madrid, ha llevado una vida basada en estos y otros valores que le han redituado el triunfo que lleva al éxito y la felicidad, “el triunfo es como hablar con Dios”. Ahora es un ganadero triunfador y dice que “ser ganadero, es la profesión más difícil, incluso, más que ser matador de toros”.

Finalizó esta tertulia llena de sentimientos encontrados, de pasión, de arte y de nostalgia dando gracias a la vida, pero sobre todo, gracias al toro bravo, por lo que ha hecho de César Rincón, llevarlo de la nada al todo.

Los empresarios de Zacatecas Tierra de Toros Manuel Fernando Sescosse y Juan Enríquez Rivera le otorgaron una representación estilizada en plata de la torre norte de la Catedral Basílica de Zacatecas como un homenaje a tan grande figura del toreo y enorme ser humano.

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top