Se manifiestan en el Congreso vecinos de la Insurgentes; la obra, para diciembre: Peña

IMG_9974Zacatecas, Zac.-Ante una nueva manifestación de los molestos vecinos de la avenida Insurgentes, en la capital del estado, quienes exigen la culminación de las obras de rehabilitación que se llevan a cabo en la vialidad, las cuales llevan poco más de 8 meses, el alcalde Carlos Peña Badillo señaló que “se ha tenido una cercanía con ellos, y lo que pasa es que hay un grupo que está radicalizando y confundido en esta situación”.

Luego de que habitantes de la zona se presentaran, esta vez en el congreso del estado para pedir a los legisladores su apoyo, el presidente municipal insistió en que “al resto de los vecinos se le ha atendido y se le ha recibido para dialogar”. Se ha mantenido una mesa de diálogo y se les ha explicado cuáles han sido las causas de la demora en las obras. “Nosotros somos los más interesados en que se concluyan las labores”, aseveró.

Tenemos que atender todas las voces, agregó, incluso las que son disidentes o sean víctimas de alguna confusión. Se ha brindado apoyo en cuanto ha sido posible, pues se les ha dado atención a sus viviendas y a sus negocios, mas no en líquido “porque eso no lo permite la ley y el municipio no cuenta con la posibilidad”.

Dijo el alcalde que se espera que para el cierre de este año esté concluida al cien por ciento, lo que significa que puede estar concluida en octubre o noviembre, incluso en diciembre como máximo.

Explicó que el procedimiento administrativo que se lleva es en dos vertientes, la primera para hacer el cobro económico a la empresa y exigirle la conclusión de los trabajos, duplicando turnos, o bien, cancelándole la obra y contratando otra compañía que garantice terminar en estos tres meses.

Otra obra “que nos tiene ya con preocupación” y donde se ha iniciado ya una serie de procedimientos en la zona del barrio de San Cayetano, donde también debió de haberse concluido en una mayor parte la obra. Están faltando algunas faenas de conclusión de cableados, retiro de postería, colocación de adoquín y algunas fachadas. No se han detenido los trabajos, pero ya se prolongó en el tiempo.

El problema de las obras en el Centro Histórico, aseveró, es que se rige por una normatividad muy especial y no es como una calle o una cancha, sino que se tienen que prever temas de drenaje que ya son obsoletos, de cableado dañado, de viviendas que están dañadas en su estructura y otros, de manera que esto obliga a dar mayor seguimiento y es ese el argumento de los constructores.

Sin embargo, advirtió que no se ha tenido la voluntad de concluir, ya que son trabajos en donde se pueden duplicar o hasta triplicar turnos, como se ha hecho en el caso de la presidencia municipal, donde hay incluso turnos de noche.

Por otro lado, respecto a un tiro de mina que se ubica en la colonia Felipe Ángeles, mismo que ya había sido rellenado pero que se volvió a abrir, señaló que daría la instrucción al departamento de Obras Públicas y Protección civil para que acuda a verificar cuál es la situación, ya que esto representa un peligro para la ciudadanía. Sin embargo, dijo que no se ha recibido queja alguna hasta el momento en el ayuntamiento.

Situaciones similares se tienen en varias colonias, como en la 21 de Julio, Alma Obrera, Frente Popular, Lázaro Cárdenas, y siempre se ha dado monitoreo de la mano de los vecinos, a quienes ya no se permite construir en las inmediaciones de esos sitios.

En los casos donde ya hay viviendas muy cerca de los tiros, mismas que fueron construidas mediante una invasión de tierra, Protección civil realiza un peritaje y si hay riesgo real se solicita a los dueños de la casa que dejen la zona, pues está en peligro su vida. Sin embargo, dijo que por ser inversiones privadas y terrenos particulares, tampoco se les puede brindar apoyo económico.

Es, además, responsabilidad de quien en su momento autorizó para construir en esa zona, pero lo es también de quien construye, afirmó.

Por último, señaló que ante las quejas constantes de vecinos en colinas del Padre por falta de unidades de recolección de basura, alumbrado público y bacheo, se están realizando los trámites para la adquisición de un nuevo camión recolector, el cual será destinado para esa zona.

Las unidades que están trabajando de manera constante son los 8 adquiridas en esta administración, dijo, ya que el resto tienen constantemente fallas mecánicas que los dejan fuera de operación.

En el tema de bacheo se esperan recursos para iniciar un nuevo programa, y en el alumbrado será concluida en breve una licitación para luminarias, y donde colinas del Padre será beneficiada. Serán cerca de 4 mil luminarias que se estarán licitando en la primera etapa. También se colocarán en otras zonas de la capital, y se habla de más de 20 millones de pesos en cuanto a la inversión de las luminarias.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top