La luz en el arte

México, D.F.-Con 42 obras de producción audiovisual, incluyendo piezas de video interactivo, robótica, vigilancia computarizada, fotografía e instalación sonora, en las que la luz es el elemento principal, anoche se inauguró Pseudomatismos, la primera exposición monográfica del artista Rafael Lozano-Hemmer en un museo mexicano.

En el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC), “vamos a tener la posibilidad de experimentar nuevamente con la sensaciones, con las emociones que despierta un artista como Rafael”, dijo el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, José Narro, durante la ceremonia de apertura.

“La cultura, el arte y las humanidades –agregó– son elementos fundamentales en esta Universidad, no es un asunto de hoy o de un rector, son y han sido parte inseparable de la Universidad, y el MUAC ha recogido de muchas formas estos movimientos de arte contemporáneo”.

Esta exposición, que se inserta dentro de las actividades del 2015 Año Internacional de la Luz y las tecnologías basadas en la luz, recorre 23 años de producción audiovisual “y es mi primera exposición en un instalación museográfica en México”, dijo el artista.

Nacido en la Ciudad de México y radicado en Canadá, el especialista en arte electrónico sostuvo en entrevista para la Academia Mexicana de Ciencias que trabaja con la luz, no como una materia espiritual como hacen artistas que admiro como Robert Irwin y James Turrell, trabajo con la luz de la interrogación, la luz policiaca que ciega, con la luz violenta de las autoridades migratorias que buscan migrantes mexicanos en la frontera, esa que reafirma que entre más brillante es la luz más oscura es la sombra, una idea de perversión de esa luz”.

Comentó que esta atracción por la luz se debe posiblemente al hecho de que sus padres fueron dueños de discotecas, “por eso para mí la luz es el lugar donde uno se puede esconder, ser otro; mi visión de la luz es bastante diferente a la que normalmente se escucha, la cual va relacionada con su concepción de materia pura, para mí la luz es violencia, explosiones solares, es la esquizofrenia de una partícula que no sabe si es partícula u onda, esta es mi inspiración cuando se trata de luz”.

Lozano-Hemmer ha montado una gran cantidad de obras de arte interactivo en espacios públicos y a la intemperie en varios países del mundo, incluyendo México. Aquí ha realizado intervenciones en exposiciones en grupo, como en Laboratorio Alameda, en la Sala de Arte Público Siqueiros, “pero nunca –recalcó- en un museo, es mi primera exposición en un museo en México”.

Por lo anterior, Graciela de la Torre, directora general de Artes Visuales de la UNAM, señaló que esta exposición es única, “es un proyecto de enorme complejidad que se inserta en el Año Internacional de la Luz, es la primera visión panorámica que recorre 23 años de la producción audiovisual del artista”.

Pseudomatismos, pensada para que los visitantes puedan interactuar y experimentar con la obra, fue curada por José Luis Barrios y Alejandra Labastida.

Rafael Lozano-Hemmer ha hecho uso de la tecnología no como un instrumento o herramienta, sino como una forma inevitable de determinación de subjetividad y sociabilidad. A partir del juego con el tacto, la vista, la respiración, el oído y el movimiento del público, la exposición busca activar relaciones entre máquina, entorno y percepción, para mostrar el modo en que la tecnología y el cuerpo son inseparables.

El proyecto está acompañado de un catálogo bilingüe con textos de los curadores y del artista mexicano. Además, las obras son comentadas por Kathleen Forde y Scott McQuire, quienes lejos de presentar al arte tecnológico como algo “nuevo”, los textos profundizan en los procesos y estrategias que mueven la práctica del artista enlazándolos con tradiciones de experimentación de la historia del arte y la ciencia.

Además del catálogo, el material está disponible en una unidad de memoria USB que contiene todos los códigos fuente utilizados para programar las piezas de la exposición. Cualquier programador podrá de esta forma tener acceso a los algoritmos y métodos que los ingenieros del estudio de Lozano-Hemmer desarrollaron para cada obra, en lenguajes C++, OpenFrameworks, Processing, Delphi, Assembler y Java.

Pseudomatismos

La muestra cuenta con cinco estrenos mundiales en varias escalas, desde “Pabellón de Ampliaciones”, una enorme proyección realizada en colaboración con el artista polaco Krzysztof Wodiczko, hasta “Nanopanfletos de Babbage”, pequeños folletos de oro que fueron impresos en el Nano Scale Facility de la Universidad Cornell, en Nueva York.

En la exposición se presentan también varias obras emblemáticas como “Almacén de corazonadas”, que representó a México en la Bienal de Venecia en 2007, “Respiración Circular Viciosa” procedente de la colección Borusan Contemporary de Estambul, y “Rasero y Doble Rasero” de la colección del MUAC.

Previo a la inauguración, el artista ofreció la conferencia titulada “Antimonumentos y Subescugéneros, en ella Lozano-Hemmer hizo un repaso panorámico de la obra de arte público que viene desarrollando desde hace veinte años, y mientras compartía sus conceptos y experiencias fue mostraron obras como “Emperadores Desplazados” (1997), que transformó el Castillo Habsburgo de Linz, en Austria con proyecciones interactivas del Castillo de Chapultepec; “Alzado Vectorial” (1999), que tuvo lugar en el zócalo de la Ciudad de México, y su versión más reciente en los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver (2010); “Voz Alta” (2008), el memorial para el 40 aniversario de la masacre de Tlatelolco, y “Paseo de Corazonadas” (2015), que transformó Abu Dhabi para la pre-inauguración del Museo Guggenheim.

El artista adelantó que estará presente en el cierre del 2015 Año Internacional de la Luz y las tecnologías basadas en la luz, el cual se realizará en Mérida, Yucatán, donde “espero poder presentarme con alguna pieza”.

Además de académicos, patrocinadores, familiares y amigos, en la inauguración estuvieron presentes: Enrique Ochoa Reza, director general de la Comisión Federal de Electricidad; Lizbeth Galván Cortés, directora general de cooperación educativa y cultura de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo; María Teresa Uriarte Castañeda, coordinadora de difusión cultural de la UNAM; Gilberto Borja Suárez, presidente del Patronato Fondo de Arte Contemporáneo; así como los curadores de la exposición José Luis Barrios y Alejandra Labastida.

El rector de la UNAM, José Narro, encendió con el uso de sensores que registraron su ritmo cardiaco, una serie de bombillas que conforman "Almacén de corazonadas", una de las obras de la exhibición Pseudomatismos del artista mexicano Rafael Lozano-Hemmer, que se muestra en el MUAC. (Foto: Elizabeth Ruiz Jaimes/AMC.)

El rector de la UNAM, José Narro, encendió con el uso de sensores que registraron su ritmo cardiaco, una serie de bombillas que conforman “Almacén de corazonadas”, una de las obras de la exhibición Pseudomatismos del artista mexicano Rafael Lozano-Hemmer, que se muestra en el MUAC. (Foto: Elizabeth Ruiz Jaimes/AMC.)

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top