Esperando a Pedro (Godot)

Por: Gabriel Contreras Velázquez

PRD y Pedro de LeonZacatecas, Zac.-Pese a que francamente esperaba que a mi celular llegara un mensaje de texto con la noticia de la renuncia de Pedro de León a su “militancia” priista -con ese servicio de notificaciones que nadie pidió, pero que muy atentamente insisten en enviar- aún no he tenido la fortuna de recibir tan distinguido recado.

Probablemente sea porque ahora el equipo de trabajo (su familia) de tan afamado personaje -encarnación misma de una rebelión que huele a embuste estilo “monrealazo”- se ha enfocado en saturar las redes sociales y los medios de comunicación con una serie de informaciones que relatan más una novela política, que el desarrollo de una campaña proselitista sin rumbo ni asidero.

Tal vez sea precipitado para esperar que los servicios de difusión de noticias, vía la intricada red de comunicación celular, me confirmen la definitividad del divorcio de quien se encargara de empujar la elección más priista en la historia de Zacatecas en 2012. Sí, esa que llevó a Alejandro Tello al Senado de la República. La misma que puso a Fito Bonilla en las puertas de San Lázaro, ahí donde tendría un trato más cercano con su hoy líder nacional, Manlio Fabio Beltrones. Y la que inició con el mito –inocuo, ingenuo e inocente- aquél de la entrañable amistad del Presidente de la República con el pueblo de Zacatecas, vía Miguel Alonso.

“Pero soy optimista” (López dixit), y no niego que mantengo expectativa al doblar alguna calle de la capital y con impresión encontrarme con horrendas letras plasmadas en las paredes, pésima ortografía, y alguna frase de agradecimiento a Pedro de León, probablemente ahora por el reciente paso decidido en su tan variopinta carrera política.

Espero que el ciudadano en comento aún cuente con los recursos suficientes para pagar las “ULTIMAS NOTICIAS” del acontecer político de su vida, mismas que espero con ansias en mi dispositivo telefónico. O que sus colegas aspirantes aún estén interesados en grafitear paredes a manera de “fuego amigo” (en especial una muy cercana a mi domicilio).

Y es que, qué sería de la socarrona campaña del ex Coordinador de Delegaciones en la Sedesol sin esos detalles tan peculiares que rebasaron con mucho a su manual para sacar de la crisis a Zacatecas (Podemos Lograr Más), y todo el empeño que puso para difundir su palabra escrita en los últimos meses, en todo el estado.

Nadie como el ciudadano Pedro para confirmarnos que en política siempre se puede lograr más, independientemente del resultado de lo que se logre. Por ejemplo, de Pedro aprendí que una pretendida primera dama no sólo debe hacer proselitismo en tiempos de precampaña y campaña. También es obligación moral y ética, familiar y de vida o muerte, salir anticipadamente a dar la cara por su esposo con entrevistas color de rosa, como la que insistiera el aspirante en publicar en La Jornada Zacatecas, a inicios de este mes. Un mes simbólico para la unidad y reconciliación… familiar, no política.

Para la unidad y reconciliación política ya llegará Enero de 2016. Mes en que estará a prueba, otra vez (aunque la tendencia es clara), la capacidad política del gobernador Alonso Reyes para que en “su partido” el engrudo pase la prueba de la adherencia y la cohesión.

Por el momento, un elemento supuestamente “preponderante” de esa pasta plegostiosa agarró su balón, les sacó la lengua y les dijo adiós. A Pepe y a Judith, no a Miguel. No revolvamos. Aunque sean mutuamente cuñados incómodos, y aunque Pedro acuse al primer priista del estado de imparcial, la familia es lo primero. Las reuniones de conspiración en el hotel “El Parador” (que vive sus últimos días en manos del Gobierno del Estado, ya casi preparándose para dar el salto a un presta-nombres de la familia soberana) dan luz sobre el inquebrantable valor moral que privilegian los Alonso (Margarita y Miguel).

Se va pues Pedro, y deja a Tello más tranquilo. Alejandro calculaba que el berrinche de su ex manager electoral era “sólo cuestión de tiempo”. ¿Pensará lo mismo de los “fantásticos” funcionarios de su íntimo amigo, casi hermano, Miguel? Que al fin y al cabo para el joven mandatario la estrategia de apostarle a distintos caballos, en distintas pistas, es lo que trae el escenario electoral local tan descompuesto a ojos de los poderes federales.

Se va Pedro, y con regocijo el líder estatutario de las tribus aztecas zacatecanas del PRD, Arturo Ortiz, por fin tiene un caballo en su hacienda. Y es que para disputarle a Rafael Flores la candidatura y el partido, con algo tenía que defenderse. Andar en ceros, pidiendo prestado en gobierno, lo tiene alejado del juego de decisiones. Y si no pregúntenle a Agustín Basave.

En fin, quedo a la espera de las notificaciones del ciudadano Pedro, cual Vladimir anhelaría a Godot. A ver con qué me sorprende ahora.

 

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top