Se han cometido excesos en el tema del comercio ambulante: Sánchez Preza

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Zacatecas, Zac.-Rafael Sánchez Preza, titular de la Junta de Protección y Conservación de Monumentos y Zonas Típicas del Estado de Zacatecas, señaló respecto a los edificios que se encuentran en malas condiciones, y ante la llegada de las lluvias, que desde el año pasado que se levantó el inventario de los inmuebles en condiciones de regulares a pésimas, se continúa con el recorrido de supervisión, para que junto con Protección Civil se pueda prevenir algún evidente colapso que causara daños a otros edificios o a la propia ciudadanía.

El trabajo se ha estado intensificando en esta temporada, dijo, también con la finalidad de mantener informados a los propietarios, algunos de los cuales viven en las fincas y otros no. Incluso, hay algunos inmuebles que están deshabitados debido a que el juicio sucesorio que pesa sobre ellos no ha concluido.

De cualquier forma, es responsabilidad de los propietarios o herederos mantener los edificios en buen estado, principio jurídico-administrativo al que se suman las autoridades para orientarlos en la manera de reparar o dar mantenimiento a una finca y en la forma de salvaguardar la vida de quien cruza por fuera del edificio o de los mismos vecinos, señaló.

El funcionario advirtió que se tienen identificadas 163 fincas en estas condiciones, y de manera coordinada con Protección Civil municipal se llevan a cabo las tareas descritas. Se tienen los nombres actualizados ante catastro de los propietarios y se les ha hecho de su conocimiento sobre su responsabilidad, poniendo a su disposición la orientación respectiva.

Además, dio a conocer Sánchez Preza que 20% de los inmuebles se encuentran sub habitados, mientras que 80% están completamente vacíos y olvidados.

En otro tema, una vez que concluyó el pasado Festival Cultural de Zacatecas, la Junta hizo del conocimiento público, medios de comunicación, presidencia municipal y otras instancias, el diagnóstico que se levantó producto del exceso de vendedores ambulantes en la vía pública.

Se ha hecho énfasis en que es necesario proteger los monumentos y edificios del Centro Histórico, “y no descansaremos en seguirlo haciendo”. Sin embargo, los criterios contenidos en la Ley de la Junta de Monumentos para poder en su caso autorizar el ambulantaje, deben ser también observados por el municipio, quien tiene la facultad de autorizar o no el uso de la vía pública.

“Los excesos que vimos en la pasada edición del Festival Cultural fueron varios, comenzando por el número de ambulantes, que rebasó la capacidad de carga de los arroyos vehiculares que se convirtieron en peatonales”, explicó.

Además, fue un problema la ubicación de los comerciantes ambulantes, pues no hubo una lógica respecto de generar arroyos de circulación peatonal, no había una organización, sino mera improvisación. “El tercer punto tiene que ver en el equilibrio entre el comercio establecido y el comercio ambulante”, señaló. El comercio establecido, por otro lado, tiene que pedir permiso para sacar su mercancía a la vía pública, facultad de aprobación que tiene la Junta, refrendada por el municipio. Más aún, hay comercio ambulante que hace competencia con el establecido en función de los productos que se venden en la vía pública, cuando hay negocios establecidos que ya lo hacen.

El comercio ambulante, de acuerdo a los propios criterios de la Junta, debe responder a productos de manufactura artesanal, como dulces típicos y productos de la región, pero se encuentran productos que nada tienen que ver ni con los usos y costumbres del Centro Histórico.

Ante esta situación, se hicieron recomendaciones para que las instancias involucradas actúen de manera más coordinada y que se tomen en cuenta los criterios señalados, aseveró Rafael Sánchez Preza, para futuros eventos.

Indicó que los comerciantes ambulantes deberán estar ubicados en sitios donde se permita un flujo continuo de peatones y donde no haya un problema de desplazamiento de las personas. El registro que se tiene en la Junta es de 177 ambulantes.

El diagnóstico que se presentó a las diversas instancias contiene también los daños que se ocasionaron a Plaza de Armas, pero sobre todo a la Catedral, con motivo del concierto de Maluma. Incluso, se anexó material fotográfico. Sin embargo, aclaró que el inmueble es propiedad federal y la Junta no tiene injerencia, pero se constituye como dependencia coadyuvante. Será el INAH quien debe tomar cartas en el asunto para la reparación del daño, pero “cumplimos con la obligación de supervisar y notificar sobre los daños”.

Finalmente, expuso que los comerciantes ambulantes no pueden ser ubicados en una sola zona porque el número tiene que ver con los sitios donde hay escenarios, pero se habla de que se pueda utilizar la Plaza Bicentenario y diversas localidades. “No todos podemos estar enfrente de Catedral”, concluyó.

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top