Sólo fue un simulacro, ejercicio en el Cereso de Cieneguillas: Marco Vargas

Zacatecas, Zac.-Luego de que se realizara un simulacro, así anunciado por las autoridades de Seguridad Pública en la entidad, en las instalaciones del Cereso de Cieneguillas, y del que se ha dicho que no se trató de un ejercicio de entrenamiento, sino de controlar un problema que se presentó en el interior del centro penitenciario, el vocero de Gobierno del Estado para asuntos de seguridad, Marco Vargas, señaló que no hay otra cosa sino del señalado simulacro.
Incluso, se registró una denuncia pública en el sentido de que el denunciante señaló que tiene un familiar dentro del penal y que éste le dijo que se trataba de problemas en el centro de reclusión. Ante ello, Vargas dijo desconocer de quién se trate.

“El penal tiene los problemas que cualquier otro en el país pudiera tener, pero lo que se hizo ese día fue un simulacro”, insistió. Además, comentó que no existe un calendario de ejercicios de esta naturaleza que se pudiera dar a conocer a la sociedad, de manera que se pudiera terminar con especulaciones. Los operativos de revisión que se realizan también son sorpresivos para cuidar la fuga de información.

Agregó el vocero que “yo mismo acudí al simulacro para en su momento informar lo que estaba sucediendo y que en los medios no existiera ese vacío de información; fue instrucción del gobernador anunciar todo de manera puntual”. La especulación es lo que luego hace más daño. Algunos compañeros de los medios que llegaron al final se dieron cuenta de que no era mayor cosa, y personas que llevaban insumos entraron sin mayor problema.

Entre otras cosas, se midió la capacidad de reacción que pudiera tener en cierto momento la Policía Estatal, afinando estrategias de operación.

En el tema de las dos personas asesinadas en el barrio de la Pinta, Marco Vargas expuso que hasta el momento se tiene que fue un ataque directo contra padre e hijo. Esto fue un hecho similar a otros muchos en los que sin mediar palabra alguna, los delincuentes llegan sobre personas ya definidas, accionando arma de fuego para privarlas de la vida.

Esa es la línea de investigación que se ha seguido, y se sigue avanzando en lo que tiene que ver con los vínculos que los fallecidos tenían y las actividades aparte de las cotidianas de atender a la gente en el taller.

Desafortunadamente algunos miembros de la delincuencia obligan a prestadores de servicios a realizar actividades “que quizá no son las más claras y transparentes”, y luego estos mismos grupos son los que se desquitan por algo.

También se dan represalias contra alguien por el hecho de haber prestado un servicio a otra persona perteneciente a un grupo diferente, como si las víctimas tuvieran alguna relación.

Por otro lado, respecto a las personas que se encontraron con armamento de grueso calibre, sostuvo que se han dado resultados importantes en operativos a lo largo del estado. Este jueves se detuvo a tres personas, dijo, uno mayor de edad, y dos de 17 años. El adulto, que había sido policía federal, llevaba un arma larga, una AK47, además de cinco cargadores abastecidos, es decir, 160 cartuchos útiles para esa arma. De los menores se informó que uno llevaba un arma calibre 9 milímetros y el otro una 38 Súper, ambas escuadras y abastecidas.

Iban en un vehículo con reporte de robo, que incluso traían cuatro placas distintas. En el momento de la detención traían la placa delantera con una numeración y la trasera con otra, de manera que ya desde ahí se estaban violando las normas.

“Estos operativos nos están permitiendo decirle a la sociedad que no solamente reconocemos lo malo que está sucediendo, como el caso del barrio de la Pinta, sino que también estamos trabajando; estamos haciendo el mejor de nuestros esfuerzos para detectar a este tipo de personas que están involucradas con grupos delincuenciales”, aseveró.

Además, manifestó el vocero que no cualquier persona trae ese tipo de armas, pasando en un vehículo que de por sí ya está mal portando placas distintas, “pero estamos deteniendo gente, sacándola de circulación; nuestro trabajo es sorprenderlos en flagrancia para presentarlos ante el Ministerio Público”.

Será esta instancia quien, a través de una carpeta de investigación totalmente sólida, pueda presentar las pruebas suficientes para que el juez los consigne. “En este caso la consignación podría ser por el delito de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas y por la posibilidad de que estuvieran vinculados los detenidos con la delincuencia organizada”, dijo.

Finalmente, dio a conocer Marco Vargas que este jueves se logró la liberación de una persona en la comunidad de Pozo de Gamboa, deteniendo a tres personas en el operativo. Uno de los detenidos traía un arma de fuego larga, AK47, y andaban en un vehículo con reporte de robo. “Así como este, ya se han tenido otros casos”, concluyó.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top