Por incumplimiento quitarán 449 licencias para venta de alcohol

NO SE RENOVARÁN LICENCIAS (3)

Zacatecas, Zac.- El Ayuntamiento de Zacatecas dejará sin renovación un total de 449 licencias para la venta de alcohol de distintas modalidades y giros, en su mayoría, por incumplimientos a la Ley de Bebidas Alcohólicas para el Estado de Zacatecas.

A la par, el gobierno municipal suscribirá un Convenio de Colaboración en materia de alcoholes con el gobierno del estado para aceptar la delegación de las facultades fiscalizadoras en la verificación del cumplimiento de lo dispuesto a dicha ley, decisión que fue avalada por mayoría en el pleno del Cabildo municipal.

La presidenta municipal Judit Guerrero López resaltó que con estas acciones el gobierno de la capital da resultados al trabajo que se realiza en distintas áreas; la labor de las y los regidores de la comisión responsable, de la mano de personal de la Tesorería Municipal y Ejecución Fiscal ha permitido definir las condiciones en las que operan estos permisos.

Resaltó el esfuerzo de los servidores públicos que han realizado levantamiento de actas en los lugares precisos, convocando a los propietarios de las empresas para identificar en qué condiciones operan, si es en el domicilio que tienen el registro y con el giro autorizado, entre otros aspectos.

El regidor César Sánchez Barajas, presidente de la Comisión de Mercados, Centros de Abasto y Comercio, presentó ante el cuerpo edilicio la iniciativa de un proyecto de reglamento municipal en materia de alcoholes, ya que el actual no cumple con las necesidades del municipio en la materia, al no haber sido reformado en más de 15 años. En tanto, se espera que el Ejecutivo del Estado publique el Reglamento de la Ley de Bebidas Alcohólicas para el Estado de Zacatecas.

Con ello, se estaría en posibilidades publicar el municipal, buscando con ello dotar al gobierno de la capital de las herramientas jurídicas necesarias para que las instancias correspondientes lleven a cabo una correcta aplicación de la ley.

Durante la sesión de cabildo ordinaria número 25, el regidor Sánchez Barajas detalló que de las mil 209 licencias para la venta de bebidas alcohólicas existentes en el padrón municipal, de todas las modalidades y giros, ya se suspendieron 32, en tanto que 407 no serán renovadas debido, sobre todo, a incumplimiento a la ley referida.

Durante lo que va de esta administración, recordó, sólo se han otorgado dos licencias de alcohol, a una tienda departamental y un restaurante, y una revisión como esta no se había realizado en las últimas administraciones municipales.

Esta determinación, añadió se generó a raíz del trabajo conjunto que ha realizado con distintas instancias municipales y estatales de forma permanente respecto de este tema, ya que externó que una de sus principales preocupaciones es ofrecer certeza jurídica tanto a licenciatarios, como a la autoridad y a la ciudadanía en general, principalmente a los habitantes del Centro Histórico.

A reserva de culminar el respectivo procedimiento mediante el que se revisó rigurosamente la totalidad de las licencias, hasta el momento se desprenden esas 449 que no serán renovadas por no cumplir con los requisitos mínimos que la propia Ley exige, por lo que perderán vigencia y serían dadas de baja.

Lo anterior implica que el padrón municipal será reducido, tentativamente, en un 40 por ciento, lo que ofrecerá la oportunidad para que exista un control más riguroso de los negocios que expenden bebidas alcohólicas, y ello ofrecerá mejores condiciones relacionadas con la seguridad y la salud públicas.

Añadió que con la reforma a la ley de alcoholes, publicada el 1 de enero del año en curso, se obliga a todos los licenciatarios a cumplir con los nuevos requisitos con la finalidad de que todos estén en las mismas condiciones de operación, lo que ofrecerá la oportunidad de que la ciudadanía perciba un clima de mayor seguridad y orden en la capital del estado.

En ese sentido, el gobierno municipal se mantiene en la postura de una revisión a conciencia de las solicitudes de cambio de giro o de domicilio de dichas licencias, con el fin de mantener esas premisas, dijo.

Ejemplo de ello, es una petición de cambio de domicilio de un permiso con giro de licorería o expendio de vino-botella cerrada, ubicada en la colonia Tres Cruces, para la que se buscaba la reubicación al primer cuadro de la ciudad, mismo que le fue negado por la comisión edilicia correspondiente y avalado por unanimidad por el Cabildo.

Aclaró, que tampoco se busca cerrarle las puertas a los emprendedores y la inversión local; reiteró que cada solicitud se revisará de manera puntual para que se valore la factibilidad de la instalación del negocio y bajo qué condiciones, ya que se busca abonarle a la descantinización del Centro Histórico, pero no mermar las oportunidades al desarrollo económico del municipio, con la instalación de restaurantes, por ejemplo.

En esa postura coincidieron la mayoría de los ediles, quienes reiteraron el compromiso del Municipio de salvaguardar la integridad y velar por el bienestar de la población, por lo que se reforzará la vigilancia en la operación de dichos permisos, con la presencia de inspectores de Alcoholes y elementos de Seguridad Pública, en la demarcación.

Finalmente, el regidor César Sánchez Barajas invitó a los licenciatarios interesados a acercarse a la Unidad de Alcoholes a conocer el estatus de su licencia y recibir la orientación adecuada por parte de personal capacitado.

Top