Trabaja JIAPAZ en mejorar el almacenamiento de agua en viviendas

Benjamín de León Mojarro

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Zacatecas, Zac.-Benjamín de León Mojarro, Director General de la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Zacatecas (JIAPAZ), sostuvo que se trabaja con las presidencias municipales para aumentar la capacidad de almacenamiento en las casas. Hay colonias como Tres Cruces o Fovissste que tienen almacenamiento pequeño, con tinacos de asbesto de 250 litros, donde “por más que quieran las familias no les alcanza el agua en tiempo del tandeo; ahí hay que instalar un tinaco más”.

Las presidencias municipales de Zacatecas y Guadalupe van a apoyar con un porcentaje para este fin, agregó, mientras que el resto para la inversión será de parte de los usuarios. Por su parte, el organismo que dirige estará atenta para atender problemas como fugas que se puedan presentar o taponamientos en las líneas de conducción. “Si se mantienen los tandeos, se va a poder sacar adelante los problemas de este estiaje”.

El volumen de agua que se suministra con los 60 pozos que se trabajan, en Guadalupe, Zacatecas y Calera, es suficiente para el abasto, pero el problema se tiene en las redes de distribución en las ciudades, ya que algunas de las tuberías se encuentran semi tapadas por sarro y otras presentan fugas frecuentes.

Sostuvo que en Guadalupe están perforados y en proceso de equipamiento dos pozos, que van a tener una producción de entre 10 y 15 litros de agua por segundo. “Son 25 litros que serán incorporados a la zona norte de Guadalupe, y se le va a quitar una presión grande a una línea de distribución que conocemos como La Condesa. Con esos dos pozos, Guadalupe se va a mejorar de manera significativa, pero, además, se tienen pendientes cinco pozos más y se espera tener dos a finales de año y tres para el próximo”.

Las fugas que se presentan en la red de distribución se deben al uso, advirtió, ya que tienen ya 50 años de uso y son de asbesto-cemento; tienen unas uniones entre tubos que son de plástico, la cual se desgasta y es un punto de fuga.

“En todos los casos hay que sustituir las tuberías averiadas por sarro, y el problema de las fugas se resuelve también mediante la sustitución de las tuberías; las tuberías más antiguas están en el Centro Histórico, donde tenían 70 años; sin embargo, hay problemas similares en muchas de las colonias de la capital, donde hay obstrucciones importantes”.

Finalmente, dijo que el incremento al costo en los recibos del agua incrementó 6% debido a un ajuste en la tarifa, lo que significan cerca de 500 mil pesos más por mes en la recaudación.

Noticias relacionadas

Top