EL CENTRO DE TRANSFUCIӓN SANGUINEA RECIBE MíS DE 10 MIL DONADORES AL Aí‘O

Zacatecas, Zac.- Al conmemorar el XXI Aniversario del Centro Estatal de la Transfusión Sanguí­nea (CETS), Raúl Estrada Day, director general de los Servicios de Salud de Zacatecas (SSZ), dijo que esta unidad presta un servicio de vital importancia para la población zacatecana.

El titular de Salud en el estado destacó que anualmente el CETS recibe a más de 10 mil donadores, de los cuales, el 99 por ciento son por recuperación y tan sólo el uno por ciento es altruista; de éstos, el 80 por ciento corresponde al sexo masculino y el 20 por ciento al femenino.

Estrada Day dijo que aunque existe una gran variedad de tipos de sangre, la que más se recibe en este centro es el “O” Positivo, la cual llega a ser hasta en un 65 por ciento; asimismo, dijo que un hombre puede donar cuatro veces al año y en el caso de las mujeres hasta en tres ocasiones.

Manifestó  que el CETS no es sólo un almacén especial donde se conservan reservas de los diferentes productos sanguí­neos para uso de los pacientes, el trabajo que se realiza dentro de este centro va más allá, pues se llevan a cabo diversos procesos y estudios para garantizar que la sangre que se le otorga a los pacientes cumpla con todos los requisitos de calidad.

La donación de sangre es universal y esto nos lleva a una reflexión acerca de no tener en cuenta “para quién” sino, que simplemente “hay alguien” con una necesidad imperiosa de sangre para poder continuar con un tratamiento, afrontar una cirugí­a o para estabilizar una situación de emergencia, debido a un accidente, agregó el funcionario de salud.

Raúl Estrada señaló que la donación de sangre es uno de los actos más altruistas, el cual se puede realizar  con  sencillez, de manera fácil, rápida y beneficiosa para todos, ya que es un componente vital imprescindible y su presencia y almacenamiento en hospitales para caso de necesidad nunca debe faltar.

Finalmente, invitó a la población a que se vuelvan donadores altruistas, dejando a un lado prejuicios, el único gran incentivo que debe tener la donación de sangre es la gratificación personal luego de haber sido un vehí­culo para colaborar a salvar la vida de una persona.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE