MADRES DE MIGRANTES EXIGEN BANCO DE DATOS GENí‰TICOS

En Veracruz, hospitales maltratan a personas en tránsito

Por Flavia Morales, corresponsal
 
Amatlán, Veracruz (Cimacnoticias).- A su paso por el estado de Veracruz, la “Caravana de Madres Centroamericanas de migrantes desaparecidos en tránsito por México” exigió al gobierno federal la creación de un banco de datos que facilite la búsqueda de sus familiares.

De visita en el albergue “La Patrona”, en el municipio de Amatlán de los Reyes, en su segundo dí­a de caravana, representantes de las 38 madres centroamericanas de Honduras, El Salvador, Nicaragua y Guatemala, demandaron a las autoridades una base de datos en cárceles, hospitales y albergues.

En rueda de prensa, las madres centroamericanas aseguraron tener registradas más de mil 200 desapariciones de sus connacionales en México completamente documentadas, aunque la cifra total asciende a 80 mil personas de diversas nacionalidades que han desaparecido sin dejar rastro.

Karen Núñez, de la Pastoral de Movilidad Humana de Honduras, reclamó al estado de Veracruz que los hospitales locales den un trato digno y atención más decorosa a las y los migrantes de paí­ses vecinos, pues en la ruta de Veracruz, desde Medias Aguas, Tierra Blanca y Orizaba, las y los migrantes enfermos o con amputaciones regresan con “el hueso salido”, suturas malhechas o malos tratos al momento de ser repatriados.

Núñez López señaló que en los últimos dos años tienen el registro de 132 migrantes con amputaciones en accidentes en las ví­as del tren o bajo otras condiciones, varios de ellos ocurridos en la ruta de Veracruz o en estados del norte del paí­s.

Ante ese panorama, hizo un llamado humanitario a quienes trabajan en los nosocomios de Veracruz y del paí­s en general para darles un mejor trato a las personas centroamericanas que transitan por México de manera irregular.

Mercedes Moreno, madre salvadoreña que desde 1991 busca a su hijo, José Leónidas Moreno, insistió en que además de una base de datos en oficinas públicas y departamentos de policí­a y justicia, es urgente contar con un banco de ADN para tener datos exactos y no seguir con la incertidumbre de no saber si viven o están muertos.

La coordinadora de la Mesa Nacional de Migración de Guatemala, Elisabel Enrí­quez, enfatizó que la mayorí­a de jóvenes que emigra del vecino paí­s son hombres y mujeres entre 18 y 40 años. Apuntó que la mayorí­a de estas personas se extraví­a en el norte del paí­s, pero hay otro tanto que se pierde en la ruta del Golfo de México.

Enrí­quez destacó que desde que comenzaron la travesí­a para tratar de encontrar a los hijos e hijas desaparecidos, han logrado la recuperación de 11 cuerpos, así­ como dar con el paradero de dos guatemaltecos desaparecidos.

La Coordinadora del Servicio Jesuita de Inmigrantes en Nicaragua, Paola Biolognesi, subrayó que han documentado 25 expedientes de personas desaparecidas en territorio mexicano, de los cuales en los últimos dos años no se tiene pista alguna.

Biolognesi también hizo énfasis en exigir a los servicios de salud de Veracruz y de todo México un trato más decoroso para las y los migrantes centroamericanos y de Nicaragua que se accidentan en su viaje hacia el norte del paí­s, pues señaló que han documentado varias quejas y testimonios del maltrato que se les da.

Las cuatro coordinadoras de las madres centroamericanas se quejaron de que las y los centroamericanos que retornan por no haber tenido éxito al cruzar a Estados Unidos, siempre externan que fueron asaltados en el camino por maleantes o por bandas de criminales, pero también por policí­as municipales, estatales y hasta por agentes de migración.

Las 38 madres centroamericanas en busca de sus hijos e hijas  recorrerán un total de 4 mil 600 kilómetros para visitar 15 estados del paí­s y 23 localidades, donde esperan hallar pistas sobre el paradero de sus hijas e hijos a través de la ruta migratoria.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE