EL EZLN, COLOSIO Y LOS CAMBIOS QUE VIENEN…

Por Gerardo DE ÁVILA (*)

En la primeras horas de 2014 se cumplirán 20 años de la aparición del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) con su mítico subcomandante “Marcos”, que, -aunque enfermo y mermado sigue en la lucha- que comenzó en aquel apocalíptico 1994. En suma, a 20 años muchas cosas han cambiado, otras no.

¿México es otro o el mismo?

¿Qué ha pasado de entonces a la fecha en México? ¿Cuál es la aportación del EZLN luego de 20 años de lucha? ¿Ha cambiado la realidad para los indígenas de este país? ¿El zapatismo ha contribuido a la construcción de la democracia? ¿Qué viene para el país? ¿Cuál es la posición del nuevo gobierno?

¡Muchas interrogantes en el aire!

Podemos estar de acuerdo o no con el levantamiento armando de hace 20 años, con los discursos emancipadores del subcomandante “Marcos”, pero llenos de una fuerte y aguda crítica al agonizante gobierno de Carlos Salinas de Gortarí, pero la realidad es que el EZLN hizo aportaciones importantes.

¡Aunque no suficientes para el gran cambio!

Entonces, bajo este escenario otra interrogante: ¿Valió la pena el levantamiento armando del EZLN? Desde luego, en aquel entonces la sociedad mexicana tardó en digerir la noticia y en asumir una posición crítica y progresista frente a los acontecimientos que sacudieron a México.

¿Sería el inicio de un cambio?

Podríamos resumir pues, que a veinte años del surgimiento armando, el EZLN y su mítica figura encabezada por “Marcos” pusieron su granito de arena para un México más justo, equitativo y democrático, aunque este no haya sido suficiente. Desde luego, el EZLN ha sido más que el propio “Marcos”.

¡Valió la pena pues su aparición!

Desde nuestra óptica, el México moderno no se entendería sin la presencia del EZLN. Y aunque el movimiento tuvo una decaída, -que hay que decirlo-, lo que es importante es que sigue en las montañas del sureste mexicano. Está de más señalar que aún faltan cambios para los indígenas y la incipiente democracia.

¡El cambio fue parcial!

1994, año apocalíptico…

En marzo y septiembre de 2014, también se cumplirán 20 años de dos crímenes políticos en México que cambiaron el rumbo del país: Luis Donaldo Colosio Murrieta y Francisco Ruiz Massieu fueron brutalmente asesinados por el sistema, en lo que marcaría una decadencia del partido hegemónico del PRI.

¡Hegemonía hoy recuperada!

Escribimos hoy en las últimas horas de 2013 para recordar, para no olvidar que los cambios en México tienen nombre y apellidos. Sólo falta que la sociedad mexicana se mantenga en esa posición crítica y propositiva que todo país desarrollado tiene. No se debe renunciar nunca a ello.

¡Es lo mínimo que debemos hacer!

Más allá de los crímenes políticos, de los personajes polémicos visibles en aquel momento como autoridad como: Carlos Salinas de Gortari, Manuel Camacho Solís, Ernesto Zedillo Ponce de León (a la postre el presidente de México de 1994-2000), el país se cimbró desde las estructura más firmes del poder.

¡No era para menos!

Resulta evidente, que para entender el México de hace 20 años, es necesario y obligado voltear a ver el surgimiento armando del EZLN, entender los cruentos crímenes políticos, la situación económica del país, el hartazgo social que se tradujo en una victoria de la oposición (del PAN).

¡Victoria que sólo duró 12 años!

Así las cosas, a 20 años de la aparición del EZLN y de la sonada muerte de dos políticos mexicanos, en donde uno de ellos bien pudo ser presidente, ahora las nuevas interrogantes que surgen son: ¿Qué falta para que en México llegue un cambio verdadero?

¿Algo nuevo debe surgir nuevamente?

La reflexión final sería: ningún movimiento armado debería surgir en un país que se dice democrático, los crímenes políticos tampoco debieron ocurrir, en todo caso, se presentaron en el México que dijo ya basta, aunque a un alto costo. ¿Pero cómo estamos a 20 años de distancia con el regreso del PRI?

¡La respuesta la conocemos todos!

Para el anecdotario:

1) La lógica política indica que el gobernador Miguel Alonso Reyes deberá iniciar el 2014 con una serie de cambios en su gabinete para fortalecer sus últimos tres años de mandato. En un año que aparentemente no es electoral, pero sí lo es (en lo informal) deberá tener todas sus piezas en su lugar ya con miras a la sucesión. En tanto, la sociedad zacatecana pone en la balanza de la valoración lo bueno y malo que se ha hecho. Habrá que esperar qué pesa más.

A la mitad del camino.

2) En esta misma lógica de cambios que vienen, no pierda de vista Secretarías cruciales como: Secretaría General de Gobierno, Secretaría de Administración, Procuraduría General de Justicia en el Estado, Secretaría de Finanzas, Secretaría del Campo, entre muchas otras. Desde luego, la apuesta debe ser por cambios verdaderos y no enroques, que es otra cosa. Nos parece pues, que todo cambio debe ser para bien. Así debe verse.

Son necesario a la mitad del camino.

3) Feliz Año Nuevo y que en 2014 se cumplan todos sus objetivos.

Que abunde la salud, que lo demás viene por añadidura

Es tan sólo una opinión.

(*) Periodista.

[email protected]

 

 

 

Noticias relacionadas

*

*

Top
CLOSE
CLOSE