Aprueba Senado reformas y adiciones a la Ley de Ciencia y Tecnología

México, DF.-José Franco celebró hoy la aprobación por unanimidad en el pleno del Senado de la República al dictamen por el que se reforman y se realizan adiciones la Ley de Ciencia y Tecnología, la Ley General de Educación y la Ley Orgánica del Consejo Nacional de Tecnología, cuya principal objetivo es impulsar el Acceso Abierto a la información de carácter científico, educativo, tecnológico y de innovación.

“Siempre es grato estar en un momento histórico como este, porque se está haciendo una legislación que no sólo va a fortalecer al sistema científico nacional,  sino además va a permitir que la sociedad se haga partícipe de los frutos del conocimiento científico”, dijo el presidente de la Academia Mexicana de Ciencias y agregó que este conocimiento es universal y que debe de ser vivido como parte de esta cultura de todas las sociedades.

Durante su participación en la conferencia de prensa en el marco de la aprobación del dictamen de las Comisiones Unidas de Ciencia y Tecnología, Educación y Estudios Legislativos, José Franco resaltó que la aprobación a las reformas a diversas disposiciones de la Ley de Ciencia y Tecnología, es muy importante porque le da sentido a una de las principales características de la ciencia, que es su globalidad.

“La ciencia es global y siempre lo ha sido; los economistas descubrieron la globalidad hace poco tiempo pero la ciencia desde que es ciencia es universal; compartida, y como tal es parte del acervo del todo el conocimiento de la humanidad, pues no van a ser únicamente los frutos de la ciencia que se genere en México la que estará a disposición, de la sociedad mexicana, sino el conocimiento hecho en todo el mundo”.

Reconoció como un gran acierto la protección que se le dio a los aspectos que tienen que ser con la propiedad intelectual y que deben ser cuidados, Franco recordó también que tener una sociedad en la que el conocimiento es la herramienta transformadora hará factible construir un futuro más brillante para México.

Por su parte, Alejandro Tello, presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado, sostuvo que toda investigación realizada con recursos públicos o utilizando infraestructura del Estado debe ser pública y accesible: “Lo que se está buscando con esta iniciativa es la democratización del conocimiento, diseminar el saber, el ordenar y ofrecer el conocimiento a todos de una manera fácil y ágil”.

Subrayó que estas reformas son un paso importante en el tema de investigación en nuestro país, y reflexionó en que si se tiene la posibilidad de acercarse y acceder a más conocimientos, mayores serán los elementos que se tendrán para exponenciar día a día el nivel y la calidad de las nuevas investigaciones que se realizan en México. “La información es poder, el poder del conocimiento nos llevará a nuevas realidades como nación”.

Durante su intervención en la misma conferencia de prensa, Francisco Bolívar Zapata, coordinador de Ciencia y Tecnología de la Oficina de la Presidencia, coincidió con el resto de los participantes al considerar que el de hoy era un día “extremadamente importante para consolidar el esfuerzo en ciencia y tecnología de nuestro país, pues hoy tenemos una ley que va a permitir que el conocimiento científico se pueda incorporar en las plataformas que dependerán del CONACYT para tener acceso a él de manera más inmediata”.

Bolívar Zapata recordó que los países que invierten en CyT son líderes y señaló que en ese sentido la actual administración está comprometida a incrementar el presupuesto en el sector, y reiteró la necesidad de aumentar el presupuesto al 1% del PIB como elemento necesario para tener recursos adecuados y así fortalecer el sistema de ciencia y tecnología. “Estamos a la cola de la OCDE con sólo 20 mil investigadores, es necesario considerar que el conocimiento científico genera tecnología e innovación y ésta transforma la sociedad”.

La senadora Ana Lilia Herrera Anzaldo, vicepresidenta del Senado de la República, autora de la iniciativa de las reformas hoy aprobadas, aseguró por su parte: “La ciencia que no se ve no existe, este es el lema del Redalyc, el sistema de Acceso Abierto que desde hace 11 años impulsa la Universidad Autónoma del Estado de México y que inspiró la iniciativa. Están también, dijo, otros muchos sistemas como el de la UNAM, como la página que creó la doctora Ana Maria Cetto, pionera en estos sistemas de Acceso Abierto”.

“Quiero reconocer la muy valiosa contribución de la Academia Mexicana de Ciencias, que encabeza el doctor José Franco, por esta participación, de entrada muy crítica y por eso muy valiosa, porque nos ha permitido hoy llegar al pleno del Senado de la República con una herramienta muy acabada donde los especialistas del país han contribuido”.

Herrera Anzaldo indicó que acciones como estas harán posible insertar a México de manera más plena en la sociedad del conocimiento y que será una herramienta para democratizar el acceso al conocimiento científico.

Durante su participación, Ana María Cetto, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo que con la aprobación de estas reformas, México se suma a un movimiento a nivel mundial sobre Acceso Abierto que inició con la Declaración de Budapest (2002), seguida por la de Bethesda y Berlín (2003). “Con la visión que nos da esta ya larga y rica experiencia, esperamos que estas reformas vengan acompañadas de compromisos y acciones concretas de las diversas instancias involucradas”.

Una de estas, agregó, tiene que ver con los textos que ya están disponibles al público en algunos libros y revistas del país. “Se requiere además de  una política institucional de apoyo, promoción, valoración y reconocimiento de esta producción, no basta con ponerla en acceso abierto”.

Aunado a lo anterior valoró la necesidad de profesionalizar la labor de todos aquellos actores, en particular de los editores y capacitarlos para que eleven y mantengan la calidad de sus productos, porque así es, dijo, como finalmente redundarán en beneficio de la población”.

En la conferencia de prensa también participaron Oscar Román Rosas González, secretario de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado; José Rodrigo Roque, del Conacyt; y Ricardo Joya, de la UAEM.

El dictamen aprobado hoy por unanimidad por el pleno del Senado de la República  que será enviado a la Cámara de Diputados para su análisis y discusión, propone de manera particular ocho puntos:

1)Establecer como principio legal para la integración de políticas públicas en materia de ciencia y tecnología (CyT) la diseminación de los contenidos científicos, académicos de investigación e innovación mediante el uso de plataformas de acceso abierto; 2) Facultar al Conacyt para diseñar y ejecutar una estrategia que tenga como objetivo democratizar el acceso abierto; 3) Establecer en la ley los conceptos de acceso abierto y el acceso a recursos de información científica; 4) Crear y establecer las bases de operación de un repositorio nacional de acceso abierto; 5) Otorgar al Conacyt las atribuciones para promover y consolidar el acceso a la investigación científica, tecnológica y de innovación de calidad; 6) Otorgar a los investigadores, tecnólogos, académicos, la posibilidad de colocar en un repositorio nacional el fruto de sus investigaciones; 7) Establecer y coordinar en el tema educativo, en la Ley General de Educación, como una atribución concurrente de las autoridades educativas, federales y locales la promoción del acceso abierto a investigaciones científicas, tecnológicas y de innovación; y 8) Establecer en la Ley Orgánica del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología la facultad del Conacyt para promover y fortalecer los repositorios, así como para emitir los lineamientos correspondientes para su funcionamiento y coordinación.

Noticias relacionadas

*

*

Top
CLOSE
CLOSE