Exige comunidad LGByT respeto a sus derechos

Zacatecas, Zac.- Integrantes de la comunidad Lésbico, Gay, Bi y Trans de Zacatecas, en conferencia de prensa, dieron a conocer un comunicado en el que fijaron su postura respecto a las modificaciones al Código Civil del Estado de Zacatecas mediante las cuales se daría entrada al llamado Matrimonio Igualitario. Señalaron que se trata de un momento histórico, ya que luchan por la defensa de sus derechos, el estado laico y los derechos humanos.

Por ello, pidieron a la ciudadanía su apoyo, respaldo y solidaridad, ya que “no sólo se atenta contra el tema del matrimonio igualitario, de la discriminación, sino contra un tema que tiene que ver con los derechos de todos, incluido el derecho a la no discriminación por razón de la orientación sexual”.

Manifestaron que en este momento se vive una condición de inferioridad en la que se considera a un grupo de personas, dotadas, como las demás, de dignidad y que “por lo estrecho de la mente de algunos, los fundamentalismos religiosos, intentan regresarlos siglos atrás, a la época medieval.

Es deplorable que después de 162 años de que dejamos de ser un estado confesional, en el que la religión católica era oficial y dimos paso a la separación Iglesia-Estado, haya autoridades que no conceptualicen la diferencia entre tribuna y púlpito, entre gobierno civil y religión”.

Agregaron que, “afortunadamente, en este momento histórico el paradigma de derechos humanos es el que nos rige y no las formas de moral personal y religiosa, por muy extendidas que estas estén.

Como ciudadanos a quienes se intenta menoscabar el ejercicio de nuestros derechos humanos, nos manifestamos para exigir a la Legislatura del estado que se apegue a la ley, que como personas tienen el derecho a profesar la religión que decidan, pero que no es vinculante a su actividad legislativa porque tienen obligaciones con todos, estemos o no de acuerdo con sus conceptos religiosos, pues sus dietas y otros recursos que reciben provienen también de nuestros impuestos”.

Al referirse al gobernador del estado, Alejandro Tello Cristerna, mencionaron que “le exigimos mantenga sus prejuicios personales en el ámbito de su vida privada y le exigimos el respeto pleno al marco de constitucionalidad y legalidad que nos rige.

Usted, gobernador, usted gobierna para todos y debe mantenerse imparcial y en este proceso con las manos fuera de la función legislativa. Adicionalmente le aplica toda la normatividad de separación de poderes, puesto que tiene derecho de iniciativa y cabildeo de las mismas, pero nunca de incidir para que se violen los derechos humanos de las personas, a las que, de manera indirecta con sus posicionamientos considera de menor valía como seres humanos”.

El colectivo, además, arremetió contra la figura de la presidente honorífica del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF) y esposa del gobernador, Cristina Rodríguez Pacheco, exponiendo que “se le recuerda públicamente que no forma parte de la estructura del estado que toma decisiones a nombre y en representación del pueblo; que su papel es como esposa y, por lo tanto, no puede señalar, a la usanza de las viejas monarquías, quién tiene derechos o no, con quiénes el Estado asume su función de garantizar el ejercicio de sus derechos humanos plenos o no.

Su papel, en todo caso, es honorífico y no implica la toma de decisiones fundamentales para la vida de todas las personas en nuestra entidad”.

Además, exigieron, asimismo, que “el obispo de la diócesis de Zacatecas se conduzca conforme al marco normativo del Estado Mexicano y que recuerde que entre sus facultades no está la de hacer política, que no tiene derecho a regir la agenda pública y a formar con políticas y políticos que no recuerdan que este es un estado laico, una asociación fuera de la ley ´´ara transgredir los derechos humanos de las personas que no se ajustan a sus estrechos parámetros de ser persona.

Le recordamos que incluso dentro de sus templos y en su púlpito no puede utilizar un lenguaje homofóbico y denigrante, y no puede a través de frases cargadas de odio incitar a la violencia en contra de una parte de la población. Usted, igual que los diputados que le escuchan y que el gobernador y su esposa, tiene derecho a profesar la religión que le agrade, a comunicarse con quienes coinciden con ustedes, pero no puede utilizar sus ideas como verdad y modelo para que todos nos ciñamos a ella.

Le decimos, incluso, que ni siquiera se obtiene como verdad religiosa absoluta, pues el sentido del estado laico no implica la ausencia de religión, sino el respeto a todas las manifestaciones religiosas. Por ello, exigimos a quienes forman parte de otros grupos religiosos, que en este país también han vivido discriminaciones y persecución, y que ahora la replican en contra de quienes no se ajustan a sus parámetros, les recordamos que les aplica la misma normatividad y no tienen derecho a discriminar o violentar a ninguna persona  por ninguna condición, incluyendo la de preferencia u orientación sexual”.

Explicaron que como colectivo buscan reivindicar sus derechos humanos planos, su derecho a vivir libres de violencia, a vivir con dignidad y sin discriminación alguna y que exigen “la intervención de la autoridad para que nuestra entidad vuelva al cauce de la ley.

Ante hechos que acontecen en el estado y que no se han atendido, acudimos ante la Secretaría de Gobernación para que nos garantice nuestros derechos”.

Sostuvieron, finalmente, que continuarán con su lucha en favor de la no discriminación y el respeto a sus derechos humanos plenos.

Etiquetas
http://www.congresozac.gob.mx/63/inicio

Noticias relacionadas

*

*

Top
CLOSE
CLOSE