Delicada situación de la educación superior en México: Antonio Guzmán

Zacatecas, Zac.- Ante el supuesto de que a partir de septiembre la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) ya no tendría dinero para pagar la nómina, el rector Antonio Guzmán Fernández manifestó que “en el contexto está la educación superior en México ante una situación muy delicada y preocupante. En los últimos años se ha registrado un peregrinar para las instituciones para conseguir recursos para los cierres de año, para cada fin de año.

Más allá de todos los prejuicios que pudiera tener la institución, partimos de que es un subsidio insuficiente para cubrir las obligaciones contractuales que tiene la institución con su personal, principalmente; a su vez, se ha venido arrastrando un déficit estructural por básicamente 10 o más años, que es lo que nos ha llevado a estar en esta situación y básicamente es con el ISSSTE y Hacienda.

Si estuviéramos en otras condiciones, ésta administración no hubiera tenido problemas, es decir, si hubiéramos tenido un contexto más manejable. Les doy dos datos: a ésta administración le ha tocado pagar mil millones de pesos en I.S.R. y en el caso de la Seguridad Social, después de 10 años se logró atender el tema tan complejo que tenía la Universidad con su planta de maestros.

En ese sentido, esta administración también ha pagado alrededor de mil millones de pesos, cuando se pagaban en esos dos conceptos 400 millones de pesos al año, es decir, si son mil millones de pesos, yo ya pagué cinco años de adeudos. Vamos encaminados en ese proceso y, efectivamente, no solamente es la UAZ, sino 10 universidades más y se van a incorporar más si no se atiende el problema”.

Advirtió que la atención debe ser multifactorial, ya que debe ser de los diferentes órganos de gobierno. “Los dos problemas más fuertes son el sistema de pensiones, que está en el contrato y la cobertura de plazas, porque también en este año la jubilación que se venía haciendo de manera contractual se termina.

Todas las generaciones que entramos a partir de 1991 vamos por el ISSSTE, y de 2007 para acá van por cuentas individuales.

En cuanto a la cobertura de plazas, hemos hecho el esfuerzo de justificar permanentemente la necesidad de las plazas para la institución para atender a los jóvenes. La Universidad tiene ahorita alrededor de 40 mil estudiantes, y es posible que lleguemos a 42 mil estudiantes, y de las 10 universidades va a ser la única o de las pocas que va a crecer 5% en su matrícula. Por ejemplo, vamos a recibir más de 750 estudiantes más en el área de Ciencias de la Salud con las nuevas carreras, con la puntualización de que no habrá nuevas contrataciones, sino que se está haciendo una reasignación de personal para poder tener a más estudiantes”.

Este es uno de los puntos que en ningún lado se toma en cuenta como esfuerzo que realiza la Universidad para atender a los jóvenes, porque si lo asociamos con las cifras de seguridad pública, la mayoría de las personas que delinquen son jóvenes menores de 30 años, añadió el rector.

“Aquí la pregunta sería: ¿Los queremos adentro de la Universidad o los queremos adentro de los Ceresos? En ese proceso es donde estamos trabajando”.

Por lo que toca a los recursos de fin de año, subrayó que “vamos a batallar, como cada año, ya que ahorita traemos una deuda estructural de 500 millones de pesos pero vamos a seguir haciendo un esfuerzo para cubrir las obligaciones que tenemos con los sindicatos y con los estudiantes”.

Cada quincena se requieren para pago de nómina alrededor de 46 millones de pesos, es decir, alrededor de 92 millones de pesos cada mes, puntualizó Guzmán Fernández, y “vamos a enfrentar el riesgo del cierre de la Universidad, pero una estrategia es ir cumpliendo mes a mes.

La chinga es estar consiguiendo cada mes y cada quincena, aunque hay algunas expectativas importantes que se están trabajando en cuestión federal, ya que de las propuestas y planteamientos que ha venido haciendo la UAZ creo que son de los que han tomado más en cuenta la Federación, la cual trabaja en función de como vaya la reorganización estructural y del programa que presente se puede conciliar y conseguir recursos”.

Señaló que la Máxima Casa de Estudios en el estado es la segunda institución más barata del país. “No sé si sea una virtud o un defecto, pues la inscripción cuesta 70 pesos para licenciatura, 50 pesos para preparatoria y 90 pesos para post grado. Es diferente la cooperación que se pide al interior de cada una de las unidades académicas, pero el tema importante tiene que ver con la gratuidad y la obligatoriedad de la educación superior. En ese sentido, vamos muy adelante, pero es causa del desfinanciamiento. En promedio, en la región, los estudios tienen un valor de 5 mil 500 pesos, de manera que se tendría que revisar el asunto de subir las cuotas”.

Etiquetas
http://www.issstezac.gob.mx/

Noticias relacionadas

*

*

Top
CLOSE
CLOSE