El Ayuntamiento no fue responsable de la explosión: Ulises Mejía

Zacatecas, Zac.-Luego de la explosión en un negocio ubicado en el callejón de La Bordadora en el Centro Histórico de la capital, el pasado martes por la noche, el presidente capitalino, Ulises Mejía Haro deslindó al Ayuntamiento del siniestro y afirmó que “fue un accidente: uno de los trabajadores dejó la llave del gas abierta”.
Con anterioridad, Gregorio Sandoval Flores, presidente de la Comisión de Mercados, Centros de Abasto y Comercio, en el propio Ayuntamiento de Zacatecas, declaró a periodicomirador.com que solicitaría un informe detallado del siniestro para deslindar las responsabilidades correspondientes.
Sin embargo, el alcalde de Zacatecas dijo que “yo no sabía que el municipio era responsable, todos somos responsables, si usted deja la perilla de la estufa abierta y hay una explosión, pues no es responsable el ayuntamiento, creo que todos tenemos que ser responsables”.
No obstante, el alcalde aceptó la necesidad de realizar verificaciones en los establecimientos comerciales que cuentan con licencia del municipio para operar; “sí necesitamos verificar, quizá por ahí va la observación o el exhorto, el municipio tiene que verificar con frecuencia las instalaciones para poder dar este apoyo de Protección Civil”.
Mejía Haro lamentó que en algunos comercios realizan modificaciones durante el año y no son reportadas y “nosotros hacemos esas inspecciones. Cuando se renueva el padrón del comercio, se van hacer las inspecciones o cuando se abre un nuevo negocio, pero una vez que está abierto y se hace alguna modificación están obligados a avisarnos”.
También afirmó que tuvo una conversación con el propietario del negocio donde ocurrió la explosión: “lo recibí la audiencia pública pasada, me platicó, no me responsabilizó, al contrario, se disculpó y quiere que lo apoyemos con el banco, porque le está cobrando más de 60 mil pesos por algún daño que tuvo en alguna ventana”.
Por otra parte, el alcalde de Zacatecas y presidente del Consejo Directivo de la JIAPAZ, luego de la reunión con los integrantes de dicho consejo realizada para atender la falta de suministro del agua potable, expresó que el planteamiento del incremento de 10 pesos con el cual la tarifa de 108 aumentaría a 118 pesos, no se logra subsanar lo que cuesta la distribución.
Por ello, dijo que propondrán al gobernador Alejandro Tello una reunión de trabajo acompañados por los diputados locales, donde plantearán un proyecto a largo plazo e inversión para la sustitución de tuberías.
Y es que, dijo, simplemente en el Centro Histórico “se requieren 300 millones de pesos y nosotros de dónde vamos a poner 300 millones de pesos para poder arreglar el tema de las bóvedas, sustituir la conducción de agua potable, la red de agua potable y alcantarillado, no tiene que ser única y exclusivamente la ciudadanía la que aporte, es lo que ha sido mi postura”.
Ante esta realidad, reiteró que “vamos a proponer al señor gobernador que se pueda tener un proyecto multianual, contar con un recurso de 10, 20 o 30 millones de pesos que se le pueda etiquetar al proyecto de egresos del estado, que se autorice por la legislatura local y año con año, los presidentes municipales tengamos este recurso única y exclusivamente para sustitución de tuberías”.
Para finalizar, en lo referente al cobro de multas por diferentes conceptos en el Ayuntamiento capitalino, anunció que en la próxima Ley de Ingresos es un tema que será planteado con la finalidad de que la sociedad también asuma su responsabilidad.
“Vamos a tocar el tema para que la gente asuma su responsabilidad y de violentar alguna reglamentación, necesitamos multas más severas, por ejemplo a quien tire basura, al que está alterando el orden en una colonia, en una fiesta y no tuvo permiso, a quien no tiene respeto por los propios ciudadanos, tendrá una multa. Es lo que tenemos que trabajar, no es intimidarlos, no, es obviamente que la irresponsabilidad cueste y cueste mucho”.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE