Favorables para la agricultura, las recientes lluvias: Secampo

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Las lluvias que se han presentado en estos primeros seis meses del año han estado por arriba de los promedios históricos en 226%, y para el sector agropecuario de la entidad se traduce en condiciones muy favorables, ya que de hecho no hubo estiaje, a diferencia de otros años, y la presencia de incendios forestales se acotó a su mínima expresión, además de que hay renuevo de pasto en los agostaderos.

Así se expresó este jueves el secretario del Campo (Secampo), Enrique Flores, quien señaló que en los potreros habrá alimento para 800 mil unidades animales y los bordos, que estaban entre 30 y 50% de su capacidad se encuentran actualmente al 80% de almacenamiento, mientras que las presas están al 66%.

Expresó que es en este mes de junio cuando se regularizan todavía más las precipitaciones, y julio es históricamente el que más lluvia aporta a la entidad. Así, de la presencia de estas lluvias depende que se puedan sembrar un millón 100 mil hectáreas en la modalidad de temporal, pues es en este mes cuando arranca el ciclo primavera-verano.

A diferencia de otros años, cuando los productores estaban a la espera de humedad para poder sembrar, hoy estamos a la espera de que baje la humedad para poder entrar a sembrar, lo que estimamos será en los próximos 10 días, dijo Enrique Flores. En tres o cuatro semanas estará sembrado el estado, principalmente con frijol, con un programa de 500 mil hectáreas, que se espera no rebasar para no sobresaturar el mercado y que al final del ciclo haya condiciones favorables para encontrar un precio justo al producto.

Además, se están promoviendo 70 mil hectáreas en diversificación de cultivos, en agricultura por contrato y para la industria maltera, harinera y aceitera del país, con las principales empresas trasnacionales.

Reconoció que se tuvieron afectaciones en el ciclo otoño-invierno 2014-2015, ya que en lo que va del año en todos los meses se han registrado precipitaciones pluviales, incluso, granizadas. Han sido más los daños por granizos, las cuales afectaron 3 mil hectáreas de nopal, en su totalidad, además de tuna. Se habla de 2 o 3 años en donde los productores del sur del estado no podrán tener fruta.

También se afectaron mil hectáreas de vid y cerca de 700 hectáreas de diferentes hortalizas. En el caso de los cultivos perennes del nopal y la vid se ha aplicado el apoyo para un paquete tecnológico que permita llevar a cabo podas, aplicar cicatrizante y fertilizantes para recuperar la capacidad productiva de los agricultores y en el caso de la vid, dentro del programa de concurrencia, se abrió una ventanilla especial para poder adquirir mallas antigranizo, de forma que la gente esté preparada por si ocurre de nueva cuenta este tipo de contingencias.

Por lo que se refiere a las hortalizas, agregó que aún hay oportunidad de que el productor, si así lo desea, pueda llevar a cabo una nueva plantación, mientras que Gobierno del Estado ha puesto a su disposición la posibilidad de que puedan ingresar al Fondo de Financiamiento para el Campo, donde se apoya hasta con 70% del costo del cultivo hortícola, y sin intereses. Esto es, que si el agricultor adquiere un crédito con cualquier banco, y si cumple en tiempo y forma Godezac le reembolsa los intereses.

Aseveró el funcionario que se puede tener hasta el 15 de julio para comenzar a sembrar, ya que existe la posibilidad de que se vuelvan a presentar lluvias en estos días, sobre todo para el caso del frijol, producto que abarca cerca de la mitad de la superficie de siembra en el estado. Con ese plazo se busca, además, de que heladas tempranas no afecten posteriormente.

Por otro lado, advirtió de que si bien en estas fechas hay mucha humedad no se garantiza el ciclo, sino sólo la primera etapa, pero es necesario de que en un plazo no mayor a 20 días vuelva a llegar la lluvia, y de esta misma forma en periodos sucesivos hasta octubre, cuando se acaba el ciclo.

Lamentablemente este año se señala como Año Niño, donde el fenómeno provoca sobrecalentamiento de los mares y se traduce en sequía en la parte centro y norte del país. Esto fue lo que afectó en 2011 con la sequía extrema. El pronóstico es que para julio aún llueva, pero para agosto y septiembre se puede llegar a estar por debajo de la media histórica de lluvias.

Sin embargo, dijo, la condición atípica de formación de huracanes tempranos, donde están pronosticados 10 en el Golfo de México y 7 en el Pacífico, para estados costeros se tendrían afectaciones, pero para el centro-norte representan condiciones favorables.

En otro tema, señaló que el seguro catastrófico se inicia con este ciclo agrícola primavera-verano 2015, por lo cual no cubre las afectaciones pasadas, y es para cultivos de temporal, no para cultivos de riego. Se han contratado 300 mil hectáreas que no están específicamente ubicadas y se puede tener la movilidad deseada dentro del estado y se ampara a más de 400 mil unidades animales.

La cobertura de esta póliza ampara más de 770 millones de pesos, aunque, como todo seguro, se contrata con la intención de tenerlo y no necesitarlo y no necesitarlo y no tenerlo, comentó. Este seguro es similar al del año pasado, pero ahora se está asegurando 100 mil hectáreas más y el doble de cabezas de ganado.

Se podrá cubrir, en caso de ser necesario, a productores que hayan sembrado maís, frijol o cualquiera de los tres granos que se están promoviendo dentro de la diversificación de cultivo, cebada, trigo y girasol, y que no posean un máximo de 20 hectáreas como propiedad total, en tanto que el apoyo sería para un máximo de 10 hectáreas por productor con un incentivo de mil 200 pesos por hectárea.

Goldcorp

Noticias relacionadas

Top