UAZ, MíS QUE UN RECTOR

Referente periodí­stico

                                                                                                     Mil gracias a quienes con sus palabras

                                                                                                     de aliento nos hicieron fuertes en estos

                                                                                                     momentos difí­ciles. Estamos en deuda.

Por Gerardo DE íVILA (*)

Anadie debe sorprender que Armando Silva Cháirez haya vencido a Alfredo Salazar de Santiago, como tampoco, que el aún rector Francisco Javier Domí­nguez Garay se haya impuesto a Alfredo Femat Bañuelos, su compadre, quien por cierto, suma una nueva derrota más en los últimos tres años.

¿Ganó el mejor? ¿Cómo ganó? ¿Es el rector que requiere la UAZ? ¿Cumplirá los compromisos? ¿Qué viene para la UAZ? ¿Quiénes serán los que conformarán el equipo? ¿Quién gana, quién pierde? ¿Se dirán adiós a viejos esquemas obsoletos en la institución? Estas y otras preguntas tenemos que reflexionar.

El virtual triunfo del candidato del proyecto de Universidad Unidad, como era natural, trajo posiciones y contraposiciones. Lo que se debe entender entre los vencedores y vencidos, es que la UAZ es más que un rector. Reflexionemos.

Por ejemplo: mientras el candidato Silva llamó ya a trabajar por la universidad pública más grande del Estado, su adversario Salazar, acusa fraude y lanzó una especie de amenaza de “situación peligrosa”, a través de Miguel Moctezuma. ¿Pero qué quieren decir esto?: ¿Resistencia?, ¿Rebeldí­a? u ¿Férrea oposición?

Con el 52.84% de los votos, el Secretario General -con licencia- será el nuevo rector de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), a partir de septiembre próximo por el perí­odo 2012-2016.

De acuerdo con la propia información de la Comisión Electoral, el 92% de los maestros acudieron a las urnas. Llama a la atención que poco más del 90% de los estudiantes haya sufragado por apenas el 73% de los trabajadores. Esto quiere decir, que los pronósticos fueron rebasados: votó el 85% de la comunidad universitaria.

Hace un par de entregas, advertimos con toda responsabilidad que “los dados estaban muy cargados” para el proyecto de Silva Cháirez. Finalmente así­ fue. De hecho, fue la Comisión Electoral Universitaria, a cargo del ex rector Virgilio Rivera Delgadillo quién oficializó la victoria del proyecto Universidad Unida.

Que viene ahora, que tanto Armando Silvia, como Alfredo Salazar respeten el voto de la comunidad universitaria. De igual forma, tienen que hacerlo actores como el rector Domí­nguez Garay y Alfredo Femat Bañuelos, además de sus seguidores.

Lo que menos requiere la UAZ en estos son momentos son problemas al interior como consecuencia de una elección, por el contrario, requiere de la unidad para hacerle frente a los grandes problemas estructurales que aquejan a la institución.

Si hubo irregularidades, amenazas, coacción del voto, presiones, hostigamiento laboral, eso ya es otra cosa. í‰stas y otros incidentes normalmente envuelven a toda elección, por lo que, nadie se debe decirse sorprendido. ¿Hubo fraude como lo acusa Salazar?, también tendrá que haber una respuesta de la CEU.

Corresponderá pues al responsable de vigilar, contabilizar, sancionar y calificar la elección en la UAZ, es decir, al presidente de la Comisión Electoral, Virgilio Rivera Delgadillo, explicar el por qué no procedieron las denuncias que se interpusieron.

Retos y desafí­os…

Aún y cuando se ve muy complicada una reconciliación entre los dos proyectos, lo verdaderamente importante es sacar adelante a la UAZ porque hay una serie de asignaturas pendientes y eso lo sabe el ahora rector electo. Existen problemas estructurales históricos que nunca han sido solucionados.

Por ello, los retos y que vienen para Armando Silva Cháirez, desde este espacio, le recordaremos por lo menos una decena en los que debe poner especial atención para que la UAZ pueda transitar hacia una universidad de calidad:

a) Resolver con estrategia las recurrentes crisis financieras

b) Continuar con la acreditación de los programas académicos

c) Defender, consolidar y darle certidumbre a la universidad pública

d) Atender con seriedad el tema de los jubilados y pensionados

e) Implementar mecanismos de transparencia en el uso de los recursos públicos

f) Proponer e impulsar procesos democráticos de elección de autoridades

g) Replantear la relación obrero-patronal con el SPAUAZ y STUAZ

h) Recobrar el peso de la UAZ frente al Estado

i) La vinculación UAZ-sociedad debe recuperarse

j) Continuar la gestión de recursos con la Federación acorde al crecimiento de la universidad, porque no corresponde a la realidad

Si bien, estos problemas estructurales no son los únicos que tiene la UAZ, somos de la idea de que sí­ son de los más significativos. De ahí­, que los retos y desafí­os que le esperan al nuevo rector no son asuntos menores.

Para lograr resolver estos problemas estructurales, irremediablemente, Armando Silva, tendrá que hacerse de los mejores universitarios. La universidad ha demostrado tener hombres y mujeres valiosas, capaces y comprometidos con la institución. Será el momento de llamarlos a la administración. No a los mismos.

Ahora bien, entre más rápido pueda el rector electo deslindarse polí­ticamente del aún rector Francisco Javier Domí­nguez Garay, le abonará mucho a callar voces de que atrás de su candidatura siempre estuvo la actual administración.

Así­ las cosas, guste o no, pero Armando Silva Cháirez es el rector electo y habrá que respaldarlo. Ahora viene lo más complicado, asumir en septiembre y cumplir los compromisos que hizo frente a la comunidad universitaria, porque la UAZ es más que un rector.

En suma, somos de la idea, de que el grupo de Alfredo Salazar de Santiago debe optar por el acuerdo polí­tico, más que radicalizar las acciones. Vayan al tribunal que vayan difí­cilmente les darán la razón.

Para el anecdotario:

1) Focos rojos en el cuartel de guerra del candidato puntero: Enrique Peña Nieto. Está detenido en las encuestas. Tiene semanas que no sube, pero en cambio sí­ ha bajado entre 3 y 4 puntos. Al menos es la apreciación de varios analistas polí­ticos serios. Por cierto, que mal le fue al candidato en la Ibero, que ya es mucho decir. Por lo pronto, el 20 de mayo, ahora sí­ estará en Zacatecas.

* Algo no marcha bien. Cuidado.

2) Mal, muy mal se ha visto el garante de dar certidumbre a la contienda electoral federal, estamos hablando del IFE, que hasta perdón públicamente ha tenido que pedir por errores de otros. Ahora resulta, que anda busca de otro productor que se haga cargo del segundo debate que se realizará el 10 de junio. Es claro, que varias cosas tendrán que cambiar. De entrada, formato y producción.

* Ojalá y no despidan a la edecán, en todo caso, que la cubran un poquito.

3) Semanas demasiado violentas las que ha vivido el paí­s. No hay duda, de que el 2012, será el año más violento para el Gobierno Federal de Felipe Calderón. Ojalá y haya una profunda reflexión de la sociedad mexicana el 1 de julio. De entrada, ir a votar, porque México requiere un cambio profundo. Aunque la gran pregunta sigue siendo quién lo representa.

* Votar por la menos o menos peor. No hay de otra.

Es mi opinión.

(*) (Periodista.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE