PEí‘A NIETO Y LEGISLADORES ZACATECANOS ATENDERíN EL REZAGO AGROPECUARIO

Fresnillo, Zac.- Tras afirmar que en los últimos doce años el campo mexicano no sólo detuvo su crecimiento, sino que se estancó gravemente obligando que se dé la importación de granos básicos, lo candidatos del PRI – PVEM, Alejandro Tello y Adolfo Bonilla señalaron que con organización, con polí­ticas públicas serias y con el trabajo de los campesinos se podrá recuperar de su crisis a este importante sector.

Reunidos con centenares de ejidatarios integrantes de la Unión de Ejidos “Guillermo C. Aguilera”, los candidatos al Senador, Alejado Tello y a la Diputación Federal por el Distrito 01, Adolfo Bonilla reconocieron que para trabajar en la recuperación del campo, se tendrá que ganar contundentemente la elección el primero de julio.

Después tanto el presidente, Enrique Peña Nieto como los Senadores y Diputados habrán de exigir que las demandas del campo se cumplan, que la recuperación inicie de inmediato y que el establecimiento de una polí­tica integral de rescate agropecuario tome en cuenta todas las regiones del paí­s, y sobre todo a estados con altos niveles de pobreza, como Zacatecas.

En este encuentro, los ejidatarios José Cruz Argomedo y Oscar Tovar, expusieron la enorme problemática de este sector y la urgencia de ir a su rescate.

Destacaron que las polí­ticas agropecuarias han sido erróneas y caracterizadas en atención clientelar y con esquemas de corrupción en el direccionamiento de los recursos presupuestados, demostrando un total desinterés en el desarrollo productivo del campo y sus organizaciones campesinas.

Pidieron a los candidatos que cuando sean legisladores atiendan los cuatro ejes rectores que inciden en la producción de alimentos y que son: la organización del campo, su tecnificación, la entrega de financiamientos y la protección a la inversión y el mercado.

En respuesta, Alejandro Tello y Fito Bonilla se comprometieron a impulsar nuevas leyes que garanticen certeza y legalidad en la aplicación de los programas agropecuarios, como el Procampo, subsidios al diesel agropecuarios, impulso a la banca de desarrollo, fomento a la inversión con créditos blandos y una depuración total de aquellos organismos que regulan e inciden en el desarrollo agropecuario de nuestro paí­s.

Por lo pronto los candidatos se comprometieron a gestionar apoyos inmediatos para resolver los casos más urgentes, como el de contar con semilla, forraje y créditos que permitan dinamizar la vida de esta Unión de Ejidos, organización más grande de ejidatarios en el centro del estado.

Así­ como en sus mejores momentos generó miles de empleos, y manejó un presupuesto superior al de la administración municipal de Fresnillo, ahora si no se le ayuda, podrí­a llegar a la banca rota y sus integrantes engrosar las filas del desempleo y de los miles y miles de zacatecanos que viven en condiciones de pobreza.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE