LA GRAN NOCHE DE OBAMA; CUATRO Aí‘OS MíS EN LA CASA BLANCA


Barack Obama fue reelecto como presidente de Estados Unidos por cuatro años más y derrota al millonario Mitt Romney. Medios electrónicos de la Unión Americana reportan que después de una larga y reñida campaña que se centró en el saneamiento de la economí­a norteamericana y sobre qué papel debe jugar el gobierno en el Siglo XXI.

Hasta cerca de la media noche de este martes, Barack Obama habí­a logrado 290 votos contra 201 de Mitt Romney.

La cuenta oficial de Twitter del presidente Obama mensajeó de inmediato que “Esto sucedió gracias a ti. Gracias”. Lo anterior, luego de que las principales cadenas de televisión en Estados Unidos pronosticaran que Obama derrotarí­a a Romney con más de 270 votos electorales necesarios para obtener el triunfo.

Y mientras en Chicago el triunfo de Obama se volcó en euforia colectiva, en Boston, un silencio reinó sobre la sede de Romney, al dar el Colegio Electoral, la mayorí­a de votos a Barack Obama.

Pese a que el voto popular favoreció a Romney con el 51 por ciento contra el 48 por ciento de Obama, el Colegio Electoral definió el triunfo para el candidato demócrata.

Una vez más, las redes sociales influyeron de manera importante tanto en las campañas como en la invitación al voto, ya que los encargados de promover la campaña de Obama enviaban mensajes a los ciudadanos de que “Todaví­a se puede votar”.

Un duro revés al candidato republicano fue el triunfo del demócrata en Michigan, estado donde Romney nació y Minessota, ambos estados en los que los republicanos habrí­an gastado millones de dólares para competir contra Obama.

En Florida, por ejemplo, los dos candidatos estaban separados por sólo unos miles de votos de más de seis millones de votos emitidos, con casi el 90 por ciento de los distritos electorales escrutados.

El tema más importante en la mente de los votantes fue la economí­a, ya que de acuerdo a encuestas de salida, con tres cuartas partes de los encuestados opinaron que las condiciones económicas no eran buenas o pobres. Sin embargo, sólo 3 de cada 10 dijo que las cosas estaban empeorando, y 4 de cada 10 dijo que la economí­a estaba mejorando.

A pesar de que más de 30 millones de estadounidenses ya habí­an votado antes del dí­a de la elección, muchas personas dijeron que esperaron durante horas para emitir su voto este martes.

El apoyo a Obama incluyó el apoyo de los afroamericanos, los hispanos, las mujeres, los menores de 30, los de los sindicatos, los gays, las lesbianas y los judí­os. En tanto que el apoyo a Romney incluyó el apoyo desproporcionado de los blancos, los hombres, las personas mayores y de altos ingresos, los votantes evangélicos, los de los condados suburbanos y rurales, y aquellos que se llaman a sí­ mismos partidarios del Tea Party.

El costo total de la campaña se elevó con todos los candidatos a cargos federales, sus partes y sus apoyo que en conjunto, gastaron más de 6 billones de dólares.

Texto y fotos: José Rincón / MIRADOR

*

*

Top
CLOSE
CLOSE