Efectuar cualquier obra causa molestias, pero se tienen que realizar, afirma Peña Badillo

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Luego de la serie de protestas que comerciantes de la avenida Insurgentes de la capital del estado realizaran por las bajas ventas que han tenido en los últimos días, debido a las obras de rehabilitación de la vialidad, el alcalde Carlos Peña Badillo señaló que el día de arranque de la obra platicó con algunos de los vecinos y comerciantes, a los que comunicó que las obras generalmente dejan alguna molestia, pero se tienen que realizar.

Podemos hablar de que se tendrá una entrada muy digna al centro de la ciudad, ya que se van a dignificar las fachadas, las fincas, se va a rehabilitar el cableado subterráneo y se va a renovar la tubería, que ya es obsoleta, dijo. Entiendo que la afectación va a la economía por los negocios que están instalados, pero se giró la instrucción al titular de Desarrollo Económico y Turismo es que acuda al lugar para que se realice una reunión con los afectados.

A partir de ahí e buscará diseñar una estrategia no sólo con el municipio, sino con Gobierno del Estado y de la República para tratar de presentarles alguna alternativa y hacerlos sujetos de algún microcrédito para relanzar su negocio, o bien, agregó, que puedan participar en alguno de los programas que se ofertan por parte de los tres órdenes de gobierno. En el ayuntamiento hay créditos que van desde los 5 hasta los 12 mil pesos.

La apertura es permanente, señaló el alcalde, aunque no se habían acercado conmigo, y se buscará llegar a un acuerdo que permita dar continuidad a la obra, que es muy importante, pero también que les permita seguir generando el bienestar económico de sus familias.

No se puede decir en este momento que habrá un apoyo de un monto en específico, adelantó, pero está la disposición para ver en qué programa pueden participar.

Además, dijo que una situación similar se vive en la calle Mártires de Chicago, aunque aclaró que la mayoría son viviendas, pero todos tienen necesidad y quieren salir adelante. Se sigue de cerca el trabajo de la constructora para que se agilice la obra, misma que no se puede hacer de manera precipitada porque entonces se fallaría en la calidad, pues son trabajos muy cuidados por estar en el primer cuadro de la ciudad y porque el INAH y la Junta de Monumentos entran para dictar directrices sobre el trato de material.

El estimado para la obra de Mártires de Chicago se tiene en 6 meses, aunque hay algunas partes de las labores que son más tardadas y son a las que les están dedicando tiempo en

este momento, comentó Peña Badillo. Incluso, llegará un momento en que se tenga que cerrar la avenida, pero será hasta la parte final.

Por otro lado, señaló que se tiene un presupuesto del orden de los 30 millones de pesos para las obras que se proyectan en la presidencia municipal de Zacatecas, las cuales consistirán en estacionamiento ampliado, una nueva nave de oficinas y un estacionamiento en la parte alta. El actual edificio tiene 30 años de vida y resulta obsoleto tanto para la ciudadanía como para los empleados.

Las obras están licitándose, pero se espera que a fin de mes se le dé el banderazo de salida a los trabajos, agregó.

http://issstezac.gob.mx/boliche/

Noticias relacionadas

*

*

Top
CLOSE
CLOSE