Poetas abordan el criollismo en López Velarde y cómo murió el bardo jerezano

Zacatecas, Zac.- “El criollismo de Ramón López Velarde” y “¿Cómo murió López Velarde? Testimonios, evocaciones, leyendas”, fueron las conferencias dictadas la tarde noche de este jueves por el poeta y ensayista Armando González Torres y el también poeta y editor Fernando Fernández, respectivamente, en el marco de las Jornadas Lopezvelardenas 2021.

Bajo la organización y coordinación del Instituto Zacatecano de Cultura (IZC) “Ramón López Velarde”, ambas conferencias se llevaron a cabo de manera presencial en el patio del Museo Zacatecano, una de las dos sedes de las Jornadas, en su vigésima cuarta edición.

De entrada, Armando González Torres habló del criollismo en la obra de Velarde como inventor de formas, forjador de propia identidad; este concepto, en la época, lograba exaltar la tierra, el paisaje, la vastedad de territorio, el clima y con ello los signos culturales que constituyen verdaderos emblemas.

Esta perspectiva, dijo, es la que permite al artista criollo dar con el bellísimo sincretismo entre lo antiguo y lo moderno; entonces, alude a una posición abierta y decorosa de la cultura y el desapego a los dogmas.

Entonces, el criollismo no es ajeno a López Velarde, lo considera como una mezcla de razas y temperamentos, a un nacionalismo que se está practicando en las artes de su tiempo y se localiza en otros artistas contemporáneos, como Saturnino Herrán y Manuel M. Ponce, mencionó Armando González.

La tarde de conferencias presenciales la cerró con la magistral de Fernando Fernández, poeta y editor, quien habló de las últimos días y horas de vida de Ramón López Velarde, quien enfermo de neumonía se fue caminando hacia su casa, en la Colonia Roma, hablando de Montaigne.

De entada, Fernandez habló de su experiencia con el coronavirus, justo hace un año y recordó a Montaigne, quien señala que las almas más hermosas son las que tienen una capacidad de variedad y flexibilidad, las almas flexibles, dice Montaigne.

Dio, entonces, lectura a un escrito que hizo a partir de su enfermedad y de los 99 años de muerte de López Velarde y que preparó a partir de los testimonios con los que sí se cuenta, en los que hablan la familia y los amigos.

Ramón López Velarde estuvo en el teatro, tomó una copa y cenó con unos amigos, se despidió hacia el edificio de correos y emprendió la caminata a casa, en una noche fresca, aunque la primavera estaba avanzada.

Ya enfermo –dice- decide recluirse en casa, con neumonía, escalofríos y dolores en el pecho; sus hermanos y sus amigos conformaron el núcleo cerrado del poeta, no hacían efecto los medicamentos y presentaba resultados más preocupantes.

Así condujo su conferencia, con detalles de la época y el mundo literario e intelectual de la época, de los amigos y la familia, que pudo ser escuchada esta noche por los escritores y poetas como Ernesto Lumbreras, Evodio Escalante, Javier Acosta, Verónica G. Arredondo, el artista plástico Alfonso López Monreal y Alfonso Vázquez Sosa, director del Instituto Zacatecano de Cultura.

*

*

Top
CLOSE
CLOSE